Archivo del sitio

21/01/17: recorremos la colina de Buda y disfrutamos de las vistas panorámicas sobre Pest.

Día 3: conocemos la colina de Buda: su castillo, su bunker-hospital y sus grandes monumentos

Hoy dormimos casi hasta las 10h, necesitamos recuperar un poco las pilas que ¡estamos de vacaciones! Nos levantamos y tras arreglarnos y colocarnos 3 millones de capas de ropa, salimos hacia Dear Ferenk Ter. Allí entramos a un Starbucks a desayunar, casi otra tradición viajera…

Ya con el estómago lleno, caminamos unos metros hasta la basílica de San Esteban. Realmente estar frente a este mastodonte impresiona… ¡cómo les gustan las cosas grandes a los húngaros! 🙂

Pagamos 100Ft de “donativo” obligado y entramos. Si por fuera la basílica impone, por dentro me parece mucho más impresionante con esas enormes naves y los techos altísimos. Lee el resto de esta entrada

18/01/17: Embarcamos hacia un nuevo y frío destino… ¡Budapest nos espera!

Día 0: Barcelona – Budapest

Nuestro vuelo sale a las 16,55h así que después de comer en casa cogemos tranquilamente un taxi que nos lleve a la T2 del Aeropuerto del Prat. Siempre que llega este momento es una mezcla de emociones… entusiasmo y alegría por el viaje, pereza por el aeropuerto/avión, curiosidad por lo que encontraremos y cierto miedo por si nos aclararemos con los locales :p pero las ganas me pueden y con muchas ganas llegamos al aeropuerto.

Pasamos el control de seguridad sin problemas y nos vamos a tomar un café (5€). Hacemos tiempo hasta que a las 16,20h abren la puerta de embarque.

De nuevo volamos con Ryanair y para no variar “andan justos de espacio”. En la cola ya van seleccionando a pasajeros para facturar gratis su equipaje si fuera necesario y me marcan la maleta. La verdad es que me sienta como un tiro porque mi maleta está bastante por debajo de las medidas establecidas y hay gente con bultos más grandes a quienes no les dicen nada. He hecho malabares para meter los jerséis gordos ahí para evitar facturar… pero al final como somos de los primeros en subir porque nuestros asientos están al final del avión me libro. Mejor porque así al llegar no perderemos tiempo con esto.

Salimos puntuales rumbo a un nuevo destino europeo al que hace tiempo que le tenemos ganas… eso sí, mentalizados de que va ha hacer un frío del carallo. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: