Archivo del sitio

Castillo de Miravet y cuevas de Benifallet

Hoy de nuevo cogemos el coche para hacer turismo de cercanía. Vamos a visitar el Castillo de Miravet y las Cuevas de Benifallet en la provincia de Tarragona.

Subimos con el coche hasta el aparcamiento del castillo (gratuito) y ya desde aquí nos hacemos una idea de la majestuosidad del lugar.

Considerado como uno de los edificios más representativos de la arquitectura templaria en Europa, el Castillo de Miravet se construyó entre los siglos IX y XI sobre una colina bordeada por el río Ebro, lo que le daba una ubicación estratégica y un plus de seguridad para evitar las invasiones de los enemigos.

Pasamos por información donde compramos las entradas (3,5€ por persona) y esperamos a que comience el siguiente tour guiado que nos llevará por las distintas zonas del castillo y nos explicará la historia de éste. Os dejo enlace a su web para mayor información.

La visita guiada dura aproximadamente hora y media y nos explican la historia del lugar desde su construcción en la época de los Templarios, pasando por las Guerras Carlinas, la Batalla del Ebro en la Guerra Civil española y la firma del Estatuto de Catalunya en 2006. A lo largo del recorrido podemos ver la estructura poligonal con cinco torres, contrafuertes y un patio de armas en medio, alrededor del cual se distribuyen las dependencias siguiendo el modelo de planta de un monasterio de estilo cisterciense, adaptado para las funciones básicas militares que tenía el castillo.

Así como las dependencias más destacadas de la edificación como son las caballerizas, la cisterna, el refectorio, la bodega y silos, la sala capitular y el templo románico. Así como sus dos torres más importantes, la del Tesoro que contenía el archivo de la orden y su tesoro; y la Torre de la Sangre conocida por ser lugar de ajusticiamiento de caballeros templarios que no quisieron rendirse a la conquista de 1308.

la capilla

sala dónde se ubicaban las cisternas y los pozos

La visita acaba en lo alto de la azotea del castillo desde dónde hay unas vistas fabulosas de las tierras de Miravet y de la cuenca del Ebro, y comprendes porqué el castillo no llegó a ser conquistado nunca gracias a su posición geográfica. Al acabar la visita nos dejan tiempo libre para acabar de ver el recinto por libre. Pasamos un buen rato disfrutando del lugar que tantas historias debe guardar entre sus muros.

iglesia y pueblo de Miravet

Se nos hace la hora de comer, así que volvemos al coche y bajamos al pueblo de Miravet con la idea de comer alguna cosa, pero resulta que están de fiesta mayor y no encontramos dónde degustar la comida de la zona… decidimos poner rumbo a la cercana población de Benifallet.

Son casi las 15h, así que entramos al primer restaurante que encontramos dónde tomamos una ensalada y un entrecot (mi marido) y una pierna de cordero (yo) a la brasa con guarnición. De postre, una buena crema catalana con café, copa de vino y agua por 45€ los dos. Casi que salimos de allí rodando y desabrochando el botón del pantalón… ¡todo delicioso! Es lo mejor de hacer turismo de cercanía, probar la gastronomía de los pueblos 😛

Volvemos al coche y nos dirigimos a las Cuevas de Benifallet. Compramos la entrada (7€ por persona) y esperamos 20 minutos hasta la siguiente visita guiada (solo se puede acceder a las cuevas acompañados por un guía).

Se trata de las cuevas más famosas de Catalunya y fueron descubiertas en 1968 por el Grupo de Espeología de Gràcia (Barcelona). Se componen por varias grutas: las cuevas de Aumidiella (datan del neolítico), la cueva Marigot, la del Avenc del Sifó, la cueva del Dos y la cueva Meravelles. Éstas dos últimas son las únicas abiertas al público.

Cuando se reúne el grupo de la visita guiada nos llevan hasta la entrada de la Cueva Meravelles (maravillas). Con un recorrido total de 510 metros y un desnivel de 9,82 metros, se conforma por varias formaciones como estalactitas, estalagmitas, columnas, coladas, banderas, macarrones, excéntricas y pozos que la guía nos va mostrando mientras avanzamos por el interior de la cueva. Es realmente bonita, la pena es que no se pueden hacer fotos en el interior… 😦

Salimos a la calle y tras caminar unos metros entramos por una de las bocas que tiene a la Cueva del Dos, conocida así por tener dos grutas de entrada. Esta cueva tiene un recorrido de 253 metros con un desnivel de 12. Aquí también vemos muchísimas formaciones calcáreas, destacando sobretodo las columnas y las banderas. Tampoco aquí dejan hacer fotos ya que el flash de las cámaras daña las formaciones, y lo de prohibir el flash no les resultó ya que la gente hacía lo que le daba la gana…

Os dejo un par de fotos extraídas de internet para que os hagáis una idea:

extraída de la página web de las cuevas

La visita dura aproximadamente 1h y disfrutamos muchísimo de las maravillas que ofrece la naturaleza. Recomendamos encarecidamente su visita. No es complicado hacer el recorrido y pueden entrar niños. Os dejo su web para mayor información 😉

Volvemos al coche y ponemos rumbo a casa. Hemos pasado un buen día conociendo un trocito más de nuestra tierra 😀

Anuncios

recuerdos del 2015…

Estamos a punto de terminar otro año y siempre me gusta hacer un recordatorio de lo vivido a lo largo de este año a la vez que empiezo a pensar en qué quiero conseguir en el próximo que estamos a punto de estrenar. No os voy a aburrir con mis pensamientos, pero si me gustaría recordar con vosotros lo que ha sido este 2015 en cuanto a lo viajero 🙂 la verdad es que cuando en primavera decidí cambiar -casi de la noche al día- de trabajo, no contaba con poder viajar tanto este año, pero ahora que lo terminamos y echo la vista atrás veo que ha tenido mucho jugo 😉

Los primeros meses del año los dedicamos a seguir conociendo rincones de nuestra tierra, esos pueblos de estilo medieval que conserva Catalunya, así como algunos lugares a los que había ido de niña con mis padres pero que apenas recordaba ya… así visitamos de nuevo Amposta y al Delta de l’Ebre, dónde comimos una paella fabulosa que nos supo a las mil maravillas 😉 Castellfollit de la Roca nos sorprendió tanto el pueblo en sí, como las vistas que hay de él sobre la roca; Miravet y su castillo templario con una alta importancia en la historia de España y Catalunya; Camprodón y su puente nos enamoró… ya sabéis que me encantan esos pueblos con aire medieval que esconde la provincia de Girona; Tossa de Mar y sus acantilados nos dejaron encandilados, aunque nos cayó una granizada importante que nos hizo correr hasta el coche 😀 y hace tan solo unos días, conocimos la Colonia Güell, situada a pocos kilómetros de Barcelona, es un lugar emblemático de la revolución industrial que cuenta con una de las mejores obras de Gaudí, inacabada por eso…

blog 2015.006

blog 2015.008

blog 2015.001

También nos dedicamos a seguir conociendo rincones que esconde la ciudad que hace 8 años nos acogió y la que hoy es nuestro hogar, Barcelona. Entramos al Ayuntamiento y conocimos su famoso Saló de Cent; el parque de Cervantes y sus miles de rosas; subimos al teleférico de Montjuïc con las geniales vistas sobre la ciudad Condal; acudimos al Circuit de Catalunya en la cercana Montmeló; hicimos algunas compras en el nuevo mercado dels Encants Vells; cogimos un tren hasta la Estació de França y una Golondrina que nos llevó del Moll de la Fusta al Moll del Forum; y recorrimos de nuevo las callecitas del Gótico para volver a “nuestra” Santa María del Mar…

blog 2015.007

Llegó junio y con él, la ocasión de volver a subir a un avión e ir a conocer otra ciudad europea. En esta ocasión, le tocó el turno a Praga. Pasamos 5 días y tuvimos la oportunidad de conocer la ciudad bien a fondo. Sin duda otra ciudad con un gran transfondo histórico que marcó la historia del viejo continente, muy abierta al turismo y que nos gustó muchísimo.

blog 2015.002

También hemos viajado por España… fui a Bilbao en marzo por motivos de trabajo y aunque ya conocía la ciudad, disfruté durante un par de días de ella, me reencontré con sitios que ya conocía y visité algunos que no, además tuve oportunidad de cenar en el emblemático edificio de La Sociedad la Bilbaína, un club al más puro estilo british reservado para un grupo selecto de bilbaínos. En otoño recorrimos algunos pueblos y cuidades de las provincias de Huesca y Navarra con mis padres y hermanos, haciendo una rutilla cultural “aprovechando” que íbamos a comprar vino de la Rioja Navarra 😀 Olite me sorprendió gratamente y lo recomiendo muchísimo, también visitamos lugares curiosos como Uncastillo, pueblo conocido por tener las ruinas de un castillo… si, se mantaron para ponerle el nombre al pueblo 😛  Así como la ciudad de Pamplona y Jaca con sus ciudadelas -que a cuál mejor… – y el Monasterio de Leyre que solo por las vistas desde allá arriba ya merece la pena visitarlo.

blog 2015.005

Pero también han habido dos grandes viajes este año, preparados ambos con muy pocos días de antelación pero hechos con mucha ilusión ya que llevaban tiempo en el tintero.

En septiembre nos fuimos una semana a ¡New York! Creo que todo aquél que se considere viajero debe ir al menos una vez a la big city. Esa sensación de déjà vu continua me fascinó. Poder ver en persona todos esos lugares que reconoces de pelis y series, moló mucho. En esos días visitamos los imprescindibles de Manhattan y también recorrimos algunas zonas del resto de barrios que conforman NYC. Me quedo sin duda con las visitas desde lo alto de sus miradores, los tres, y es que subimos al Rockefeller, al Empire y al One; con el paseo por el High Line y por el puente de Brooklyn; con la fabulosa vista del skyline de la ciudad mires desde dónde mires, y con ¡¡las hamburguesas de Shake Sack!!

blog 2015.003

Y el último gran viaje del año, organizado en menos de 15 días y casi de imprevisto fue otra semana a ¡Hong Kong! Me ha encantado y la recomiendo al 100%, ¡es un lugar lleno de contrastes! Por un lado tienes fabulosas estaciones de metro y altos rascacielos, centros comerciales y calles repletas de luces de neón al más puro estilo de Japón, y por otro, las casas cochambrosas, los mercados callejeros dónde reina el regateo y ese estilo caótico del sudeste asiático. Creo sinceramente, que puede ser un buen destino si es tu primera vez en Asia. Me quedo con el skyline de la ciudad, sobretodo de noche cuando está iluminado; con el mercado de Temple Street y su caos organizado; con el gran buda de Lantau y el templo de los 10.000 budas, así como con todos esos pequeños templos budistas que recorrimos, y dónde tras 4 viajes a Asia, me decidí a comprar unas cuentas budistas 😉

Sin duda, Asia me tiene enganchada y no puedo disimular 🙂

blog 2015.004

Como véis, al final ha sido un año de lo más viajero ¡¿eh?! ¿Y el 2016 qué? seguro que os lo estáis preguntando. Pues aún no sabemos, hay varios lugares en mente… por Europa están Budapest, Atenas, Viena… Estambul y también nos llaman mucho  Thailandia, Singapur, norte de EEUU, China, Cuba, Maldivas… ¡Y es que el mundo es demasiado grande y hay demasiados lugares que quiero visitar! Todo dependerá de los días que podamos organizar y de los presupuestos de viaje, muchas ideas pero ninguna concreta, ya se verá… Tan solo esperamos que por lo menos, sea un año como el que estamos a punto de despedir.

Y sobretodo, gracias a todos/as por seguirme, a pesar de que os cuente menos de lo que a mi me gustaría… espero que el 2016 me dé un poquito de tiempo libre para poder dedicarme más al blog y a explicaros todos esos viajes pendientes de relato que tengo en la mochila 😉

¡FELIZ AÑO NUEVO AMIG@S!

A %d blogueros les gusta esto: