Archivo del sitio

08/10/16: visitamos el P. N. Doi Inthanon, sus templos, sus poblados y sus cascadas

Día 8: recorremos los lugares más importantes de Doi Inthanon, al norte de Chiang Mai

Nos levantamos a las 7h y bajamos a desayunar. Hoy también tenemos tour contratado con Tu guía en Chiang Mai, pero esta vez para ir a visitar el Parque Nacional de Doi Inthanon, al norte de Chiang Mai. Nos recogen sobre las 8.30h con una minivan y pasamos a buscar a otras parejas por sus hoteles; cuando estamos todos nos ponemos en marcha. Menudo grupo variopinto… unos flilipinos, unos ingleses, tres parejas de chinos y nosotros, esta furgo parece una convención de la ONU 😛

Tras unos 40 minutos de trayecto paramos en una estación de servicio, nos compramos un par de cafés por 26 baths, y aprovechamos para ir al baño también. Tras 10 minutos de parada en boxes, nos volvemos a poner en marcha y tras una hora de camino por una carretera de montaña bordeada de un bonito paisaje, llegamos al Parque Nacional. Hay que pagar una tasa de 300 baths pp (nos va incluido en el tour). El guía que llevamos es un tailandés que habla inglés y chino, así que va haciendo las explicaciones por partida doble, primero en inglés y luego en chino, es un tipo algo particular aunque amable y muy atento con todos, durante el trayecto nos ha ido explicando la historia de su país, de su ciudad y de cómo llegó el Doi Inthanon, siendo la montaña más alta de Tailandia con 2565m de altitud, a ser considerado Parque Nacional.

La primera parada es la cascada Sirithan. Se trata de un salto de agua de unos 40 metros de altura bien bonito. Se llega al mirador por una escalera entre la vegetación. No hay mucha gente aquí, así que podemos disfrutar de las vistas.

Volvemos a la van y la siguiente parada es en la zona de Mae Klang, en un poblado Karen, formado por un grupo de gente proveniente de Myanmar por motivos políticos (imaginamos que refugiados políticos) que se afincaron en esta zona de Chiang Mai.

Son campesinos y artesanos, se dedican al cultivo de arroz y a tejer ropas que luego llevan a vender a la ciudad.

hay unos bonitos arrozales en esta zona a los que nos podemos acercar…

Entramos en uno de los talleres dónde podemos ver cómo las mujeres usan los telares y la seda. Puedes comprar alguno de los productos que hacen pero no te obligan como ocurre con algunos tours programados. Si quieres bien, y si no solo los visitas y te despides con una sonrisa 🙂

Algunas casas ofrecen café que producen en la zona, y podemos probarlo gratis en una de ellas. Aquí vemos uno de los escarabajos más grandes que he visto en mi vida.., ¡qué impresión!

De allí vamos hacia la cascada Wachiratan. Se trata de un salto de unos 100m y parecer ser que es de las más grandes del país. El entorno es espectacular, entre vegetación y cascadas más pequeñas… cae con tanta fuerza el agua que parece que llovizne. También aquí hay pocos visitantes, así que podemos disfrutar del entorno con calma.

Tras visitar la cascada, el guía nos dice que vamos a comer aquí (también incluido). Nos sirven una sopa de jengibre con setas, tortilla, pollo picante con judías verdes, revuelto de verduras y arroz. No está mal aunque es todo muy picante para mi gusto.

Tras una hora para disfrutar de la comida con calma y poder ir al baño, volvemos a la furgo. La siguiente parada es la cima del Doi Inthanon (2565 m.) y el único lugar de Tailandia donde puede helar, de hecho al bajar de la furgo se nota un descenso de temperatura respecto al resto de lugares dónde hemos estado y un cartel indica que hay ¡8ºC!

Caminamos hacia la estupa del rey Inthawichayanon que se encuentra en la cima. Se trataba del último rey de Chiang Mai, quién logró la paz en la zona de Chiang Mai y unificó Tailandia. Por lo visto estaba tan enamorado de esta montaña que invertía grandes esfuerzos para preservar sus bosques, y pidió que parte de sus cenizas fueran enterradas aquí.

Recorremos un pequeño sendero de unos 20 minutos, conocido como el Ang Ka Luang.

Es un paraje bonito, entre árboles cubiertos de musgo… nos encontramos en el punto más alto de Tailandia… el guía, quién se hace llamar David, nos explica que esta montaña además de ser la más alta del país, es la última de la cordillera del Himalaya.

Volvemos al coche y nos llevan a visitar el templo más grande del Parque, dedicado al rey Bhumibol Adulyadej y a la reina Sirikit. Cuenta con dos grandes pagodas gemelas la Phra Mahathat Napha Methanidon y Phra Mahathat Naphaphon Bhum, decoradas con bonitos relieves dedicados a Buda y otras divinidades, y rodeadas de vistosos jardines de estilo oriental.

Empezamos por la gran pagoda de la izquierda. Hay una buena escalinata aunque vemos que junto a ellas hay unas mecánicas, así que no dudamos mucho que a pesar de la altura del lugar, hace un bochorno tremendo… Rodeamos la estupa y entramos a su interior dónde encontramos un gran Buda.

Bajamos y nos dirigimos hacia la pagoda de la derecha, a la que también puedes acceder por unas escaleras mecánicas. Hay una buena vista del entorno, de la otra pagoda y de los jardines traseros. También tenemos la vista de unos nubarrones que se acercan y amenazan con descargar…

Aquí estamos unos 45 minutos. Tras la visita, volvemos a la furgo y nos llevan al Kun Mae, un lugar dedicado al cultivo de flores y café (es la única plantación de café del país).

Tiene unos bonitos jardines y cuenta con la única plantación de café del país. Puedes tomar uno recién hecho y comprarlo para llevarlo a casa. Nos tomamos un café cada uno por 45 baths mientras charlamos con el guía y los filipinos del grupo.

Sobre las 15,20h volvemos a la furgo y ponemos rumbo a Chiang Mai, dónde nos dejan en el hotel sobre las 17,30h tras haber repartido al resto del grupo en sus respectivos alojamientos. Pasamos un momento por la lavandería a recoger la ropa que dejamos ayer y que ya está lista y ahora si, vamos a descansar un rato.

A las 19h salimos buscar un tuk-tuk para ir al bazar nocturno de nuevo, pactamos 80 baths con una tuk-tukera que lleva a una niña de unos dos años sentada en su falda mientras conduce, situación surrealista…

Damos una vuelta por la zona del mercado que nos faltó la otra noche, pero no vemos nada que nos llame la atención… nos apetece cenar pizza y el único restaurante que vemos es súper caro (400 baths el plato), así que cogemos otro tuk-tuk por 80 baths y vamos a cenar a un restaurante italiano que hay justo debajo del hotel y con buenos comentarios en Google, La Bella Italia. Cenamos un par de pizzas deliciosas, con refresco y cerveza por 500 baths. No es barato pero un caprichito de tanto en tanto no está mal 🙂

Tras la cena, subimos a la habitación… estamos a la mitad del viaje y el cansancio hace mella, así que nos vamos a descansar.

Anuncios

01/10/14: trekking por Labuan Bajo, tarde de relax y una sangría con la cena!

Día 16: Día de trekking hasta Cunca Rami Waterfall y tarde de relax con una bonita puesta de sol…

Nos levantamos a eso de las 7h y bajamos al restaurante a tomar el desayuno buffet que nos va incluido en el precio. No está mal, hay bastante variedad lo cuál se agradece. No sé cómo algunos pueden tomar mie goreng y sopas picantes para desayunar… ¡uff!

Tras el desayuno, subimos a la habitación y preparamos una mochila con las botas de trekking ya que hoy toca caminar pero también unas toallas y los escarpines -y nos colocamos el bañador- ya que también tocará baño. A eso de las 8h, bajamos al hall dónde nos encontramos con Nis, nuestro guía en Labuan Bajo y el conductor.

Cruzamos Labuan Bajo y la verdad es que es una población de lo más anodina. Desde luego, es un lugar de paso si visitas Flores con intención de hacer el Parque Nacional de Komodo y algún trekking, pero la población en sí no tiene nada y de hecho es bastante pequeña.

IMG_4615 copia

vistas desde el camino

 

Nos dirigimos hacia las cascadas Cunca Wulang, es un trayecto de 2h por una carretera estrecha, de curvas y empinada a través de la montaña… del estilo a las de Java, ¡vaya! Nis pasa buena parte del trayecto contándonos cosas de su isla, de su gente y preguntándonos cosas de España. Cuando llegamos a la zona, paran un momento a hablar con un local y nos comenta que las Cunca Wulang Waterfalls tienen poco caudal de agua y que nos cambia el trekking por la cascada Cunca Rami que va más llena… a mi esto no me acaba de convencer porqué no sabemos cómo será el trekking de éstas otras cascadas aunque él nos asegura que es fácil.

Tras unos minutos a través de un camino de cabras, llegamos a un claro dónde aparcan el coche. Nos ponemos las botas de trekking y nos embadurnamos de repelente de mosquitos y protector solar. Al poco, viene un local que por lo visto nos hará de guía junto a Nis hasta las cascadas y empezamos. Nos dice que hay un descenso de 1h hasta llegar a la cascada, haciendo un buen zoom con la cámara ya se divisa.

 

IMG_4617 copia

A mi cada vez me gusta menos el panorama. Se trata de un descenso muy empinado a través del bosque y por la ladera de una montaña, tienes que ir con mucho cuidado ya que hay ramas y raíces que sobresalen del suelo y está cubierto de hojas húmedas que resbalan bastante. Además, vamos al ritmo del guía local que nos lleva a la carrera. Y yo me voy acelerando, la verdad. No me ha gustado nada la improvisación, no sé cuánto tiempo más de descenso será y para variar, no hay cobertura móvil, con lo que si nos pasa algo a ver quién nos saca de aquí… Pero ya el colmo de los colmos llega cuando nos toca ¡cruzar un río! No hay mucho caudal de agua, pero hay que saltar de roca en roca y ¡resbalan de lo lindo! Aquí ya si que me pongo como una moto y le monto un pollo al guía. ¡¡No puede ser que me diga que es un trekking fácil y que tenga que cruzar un río!! ¡Hasta aquí hemos llegado! ¡¿Pero es que esta gente no sabe que hay una clasificación de trekking y que esto no es para nada “fácil”?! ¡Buff qué cabreo!

Al final, y por no fastidiar a mi marido sin la visita a la cascada, accedo a seguir, pero nada convencida de lo que estoy haciendo… Tras cruzar el río, pasamos a través de unos campos de cultivo y de nuevo divisamos la cascada, ya estamos un poco más cerca…

IMG_4618 copia

Tras cruzar los campos llegamos a una zona más rocosa y Nis nos dice que estamos llegando.

 

IMG_4623 copia

Y efectivamente, a eso de las 11,15h llegamos a la cascada. Sinceramente, menos mal que el sitio es bonito, si no me pego un tiro ¬¬’

 

IMG_4619 copia

Nis nos dice que podemos bañarnos que es seguro y pasar el tiempo que queramos aquí, ha traído comida para hacer un picnic. La verdad es que después de la sudada con el descenso, apetece un montón pegarse un baño.

Nos preparamos para el baño en un santiamén y cuando nos acercamos a la orilla vemos que no nos vamos a poder bañar con seguridad… todas las piedras de la orilla están cubiertas de algas y musgo y resbalan muchísimo, lo que imposibilita entrar y salir del agua… ¡Vaya fiasco!

Nos sentamos en una piedra y nos remojamos un poco las piernas y aunque el agua está fresquita y muy limpia, no vemos claro meternos. Así que nada, nuestro gozo en un pozo… Nos vestimos de nuevo y mientras mi marido toma un poco el sol, yo echo algunas fotos del lugar. Al menos que nos llevemos un recuerdo gráfico de aquí.

 

IMG_4625 copia

IMG_4627 copia

IMG_4628 copia

IMG_4633 copia

IMG_4634 copia

Mientras capto algunas instantáneas del lugar, unas cuantas mariposas grandotas y con unos colores muy curiosos revolotean a mi alrededor. Un par de ellas se paran unos segundos a mi lado y consigo captarlas.

IMG_4630 copia

IMG_4632 copia

Tras unos 40 minutos al sol -no hay ninguna sombra aquí- nos empezamos a poner rojos a pesar del protector solar 50+ que llevamos. Eso, sumado al hecho de que no nos podemos bañar hace que le digamos a Nis irnos de aquí ya. Él alucina, nos dice que trae comida para pasar más tiempo aquí y que lo programado era estar hasta media tarde. Pero claro, igual en la otra cascada nos podíamos bañar pero lo que es aquí y no y estamos achicharrados por el sol. Así que sintiéndolo por él, nos vamos.

IMG_4621 copia

Y a eso de las 11h y pico, empezamos la ardua tarea de volver al coche. Y digo ardua porqué claro está, hay que desandar lo andado, es decir… volver a cruzar los campos de arroz y el río, en el que me pego un resbalón y acabo empapada y por suerte no lesionada, y subir tooooda la cuesta montaña arriba. Y si ya de bajada me fui acordando de la familia de alguien, de subida ya ni os cuento… El sol aprieta de lo lindo, hay una humedad brutal y sudamos la gota gorda -literalmente- para llegar arriba. Casi lloro de emoción cuando veo el coche 😛

Nis nos dice que podemos ir al baño de la casa de un amigo que hay dónde aparcamos el coche. Evidentemente hay que soltar propina por un lavabo roñoso… lo cuál no entiendo porque se supone que es el lavabo de la casa de esa gente, el que usan ellos, vaya… Nos cambiamos de calzado antes de subir al coche para ir más cómodos y nos armamos de paciencia para las 2h de carreterucha que nos espera hasta llegar al hotel.

Estamos muy cansados y decepcionados/cabreados con la excursión de hoy. ¿Mi recomendación? Si vais a Flores, olvidaos de estos trekking… disfrutad de los dragones, de las playas y del snorkel de la zona. De haber sabido a ciencia cierta lo que nos esperaba hoy, hubiéramos hecho más snorkel en lugar de pegarnos esta paliza en balde.

A las 14h llegamos al hotel. A Nis se le ve extrañado por la situación, le decimos que no es nada contra él pero que no nos ha gustado nada el plan de hoy y se lo haremos saber a la dueña de la agencia con la que hicimos los planes del tour porqué al final no ha sido nada de lo acordado. Nos dice de visitar alguna otra cosa del pueblo pero le decimos que preferimos volver al hotel a descansar. Nos dice que nos deja nuestras cajas de comida y que nos recogerá a las 20h para ir a cenar a Labuan Bajo.

Nada más llegar al hotel, nos pegamos una ducha que la necesitamos más que nunca y comemos parte de lo que nos entregó Nis, y digo parte porqué los sandwiches vegetales están buenos pero el arroz con un muslo de pollo frío no entra ni a tiros.

Y tras la comida, caemos rendidos… ¡nos pegamos una siesta de 2h! ¡Estamos agotados! Y tras el descanso y a eso de las 17h, nos ponemos los bañadores y bajamos a la piscina, hemos decidido que después de la pateada de la mañana, nos hemos ganado una tarde de relax total.

IMG_4451 copia

Apenas hay un par de parejas en la piscina por lo que se está muy tranquilo. Nos cogemos un par de tumbonas. Se está realmente bien aquí, no hace demasiado calor y solo se escucha el sonido de las olas al romper en la playa… y estando en un estado de semi-consciencia… oigo un ¡clock! que me hace levantar de golpe, ¡acaba de caer un coco justo a mi lado!

IMG_4450 copia

Es pequeño pero duro como una piedra… ¡pa’habernos matao! Nos fijamos en los cocoteros que tenemos justo encima y vemos que están cargados de cocos… así que decidimos cambiar de tumbonas a otras que no haya cocos con posibilidad de caer sobre nuestras cabezas ¬¬’

IMG_4452 copia

¡Qué maravilla de lugar! ¡Se está de lujo! Como hemos comido poco, el hambre aprieta. Así que nos pedimos unos batidos de frutas y un pancake de banana por unas 150.000 rupias todo en el bar de la piscina. ¡Está buenísimo!

IMG_4457 copia

Tras la merienda, me acerco a la playa… el sol empieza a caer ya… me encantan los juegos de colores que se dibujan en el paisaje 🙂

IMG_4453 copia

Ayer me fijé que el sol se escondía en pocos segundos y decido hacer un vídeo de cómo cae el sol, os lo comparto. Veréis que en menos de 1 minuto el sol se pone dejando un cielo igualmente hermoso.

IMG_4455 copia

Una vez se ha puesto el sol, subimos a la habitación. Nos damos otra buena ducha y nos preparamos para salir a cenar. Como acordamos, Nis y el conductor nos esperan en el hall para llevarnos a Labuan Bajo. Le decimos de volver al mismo restaurante que ayer, el Mediterraneo. Hoy cenamos dos platos de pasta con dos copas de sangría… ¡si, si, sangría en Indonesia, toma! Nos cuesta 226.000 rupias, pero solo pagamos una parte ya que hasta 200.000 nos lo cubren con el precio del tour.

IMG_4458 copia

IMG_4459 copia

Cenamos la mar de bien… Al principio pensamos que Nis cenaría hoy con nosotros porqué el tío se puso a hablarnos de una chica que le gusta y a preguntarle a mi marido cómo me conquistó y cómo lo podría hacer él… pero al final, se marchó al llegar los platos y nos dejó cenar a solas. ¡Jaja qué tío!

Pero es que tras la cena y de vuelta al hotel, continua preguntándole sobre amores y faldas a mi marido, ¡me parto! ya os dije que era un chico muy jovencito y nos cuenta que está estudiando aún y que hace de guía para sacarse un dinerillo y poder pagar sus estudios. Nos dice que la chica que le gusta es una prima suya y nosotros alucinamos, por lo visto es una práctica habitual en la zona de Flores.

Sobre las 21,30h llegamos al hotel. Rehacemos de nuevo las maletas ya que mañana volveremos a Bali y nos vamos en seguida a dormir… no sé qué llevaría el copón de sangría que tomamos o si será de no beber alcohol en tantos días… ¡pero llevamos una buena turca los dos! 😛

A %d blogueros les gusta esto: