Archivo del sitio

04/10/14: Budas, cascadas, campos de clavo y arroz, lagos, templos en billetes y un gran atardecer…

Día 19: Seguimos descubriendo rincones fabulosos de Bali y como colofón, disfrutamos de un bonito atardecer…

Nos levantamos a las 8h, toca nuevo día de tour con Dewa para continuar conociendo la isla de los dioses 🙂 Esta noche he dormido mejor. A pesar de oír varias veces como si picaran a la puerta, lo he ignorado al saber que eran los bichejos que habitan en el hotel :p De repente caigo en la cuenta de que hoy empieza nuestra última semana en Indonesia… ¡qué pasada, qué rápido ha pasado el tiempo!

Cerramos las maletas y vamos a disfrutar de un fabuloso desayuno que nos prepara la dueña del hotel de Lovina, el Villa Belindo. Igual que ayer, esas crêpes de banana me vuelven loca y repetiría si pudiera aunque solo fuera por gula ¡jeje! Charlamos otro poco con ellos tras el desayuno y hacemos el check-out. Nos preocupaba un poco lo que pudiera subir el hotel ya que hemos cenado y desayunado aquí y en ningún momento nos hablaron de precios, pero la verdad es que nos llevamos una grata sorpresa al ver la cuenta porqué el precio es más que ajustado para la calidad de lo comido. En total 1.500.000 rupias, lo que equivalen a unos 100€ por 2 noches, desayunos, cenas, birras y disfrutar del relax de este lugar y de la compañía del matrimonio que lo regenta. Lee el resto de esta entrada

24/09/14: Nueva jornada entre templos y volcanes en Java

Día 9: seguimos en Yogyakarta, visitamos los templos Mendut y Pawon y  alucinamos en la meseta del Dieng Plateau

Esta noche nos ha costado dormir más que noches anteriores ya que de madrugada oímos la llamada a la oración de las mezquitas cercanas, pero por suerte la cama es la mar de cómoda y en seguida cogimos el sueño de nuevo hasta las 7h que suena el despertador. Nos vestimos y bajamos a desayunar. Tenemos desayuno buffet incluido en el precio del hotel. Disfrutamos de un buen café javanés y unos dulces que nos saben a gloria. Volvemos a la habitación a por las cosas y antes de las 8h estamos en la recepción dónde nos recoge Ajo, el conductor que tenemos contratado con Kioto, el guía en Jogya.

De nuevo nos topamos con un tráfico brutal y nos cuesta casi 1h salir de la caótica Yogyakarta. A las afueras recogemos a Kioto, tal y como quedamos ayer. Hoy nos espera otro largo día de carretera para llegar hasta la meseta del volcán Dieng Plateau, al norte de Yogya.

¿Y qué nos espera en Dieng? Se trata de una zona montañosa en el centro de Java a más de 2.000m sobre el nivel del mar, una zona mucho más rural, lejos de las grandes ciudades de su caos y por tanto, más tranquila. Su nombre proviene de “Di Hyang” que significa “Morada de los Dioses” y es que en esta zona, se construyeron más de 400 templos hindúes alrededor del 750 dC, mucho más antiguos que los grandes Prambanan y Borobudur, y consideradas las construcciones de piedra más antiguas de Java. Lamentablemente, a penas se conservan 8 templos de esos 400, la mayoría de ellos en ruinas… También nos espera la visita a uno de los cráteres volcánicos de la zona, y eso de ver volcanes a nosotros ya sabéis que ¡nos encanta! Lee el resto de esta entrada

23/09/14: acaba nuestra visita a Borneo pero hoy alcanzaremos el Nirvana… visitamos el impresionante Borobudur.

Día 8: última mañana de navegación hacia Kumai y volamos a Yogyakarta

A las 6h amanece un nuevo día, el último a bordo del klotok, con el sonido del amanecer en la selva… ¡qué pasada! El desayuno de hoy consta de unas tostadas con mermelada de piña y unos huevos revueltos, con zumo y café con leche. A las 7h ya nos ponemos en marcha hacia el puerto de Kumai, ya que nuestro vuelo hacia Java sale pronto y les pedimos a los chicos de la tripulación del barco llegar con antelación. Durante el trayecto, Maitza nos pide que le escribamos algo en su diario de viajeros. Le dedicamos unas amables palabras hacia ella, hacia la tripulación y explicamos como podemos la gran experiencia vivida en este lugar, aunque es realmente difícil ponerle palabras a todo lo aquí sentido.

Tras una hora de navegación “desandando” el camino del primer día, llegamos al embarcadero de Jenie en Kumai. Allí nos recibe él, y con mucho pesar nos despedimos del barco y de su tripulación. Se han portado de fábula con nosotros, han sido amables y muy atentos en todo momento y sin duda, recomendamos muy mucho hacer este tour con ellos. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: