Archivo del sitio

15/11/17: partimos hacia un nuevo destino: ¡Lisboa!

Día 0: comenzamos a descubrir Lisboa de la mano de Sandemans

Nuestro vuelo sale temprano así que a las 4,30h ya estamos en pie. Acabamos de hacer las maletas y salimos hacia el aeropuerto en taxi (30€). Pasamos el control de seguridad sin problemas, y mientras pasan los 40 minutos que faltan para embarcar, desayunamos en la T1 del Aeropuerto del Prat.

Esta vez volamos con Vueling. Salimos puntuales a las 7h y pasamos el vuelo durmiendo, después del madrugón estamos ko. Tras 2h de trayecto, llegamos a la T1 del Aeropuerto de Lisboa y retrasamos los relojes ya que aquí hay 1h menos respecto a España. No hemos facturado, así que rápidamente salimos siguiendo las indicaciones hacia el metro. Compramos en las máquinas dos tarjetas pre-pago 7 colinas o Viva Viagem por 0,5€ cada una y que permite ir recargándola durante 1 año, nosotros le ponemos un bono diario a cada una (6,15€).

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

05/03/18: último día en Nápoles recorriendo sus calles, sus alturas y su museo más importante

Día 4: visitamos el Museo Arqueológico, el Castel Sant’Elmo y acabamos de recorrer sus callejuelas

Hoy es nuestro último día en Nápoles y hasta las 22h no sale nuestro vuelo, así que podemos aprovechar para acabar de visitar la ciudad. Nos levantamos sobre las 9h y vamos a tomar el desayuno que como cada día nos prepara Toni. Hoy nos deleita con un cornetto de crema y frambuesa realmente delicioso.

Tras un poco de charla con él, nos ponemos en marcha. Vamos a Garibaldi a coger la línea 1 del metro para ir hasta la parada Muzeo. Compramos dos billetes de un día por 3,5€ pp y bajamos al andén, dónde alucinamos en colores al ver el gentío que hay, ¡que ni cabe en el andén! Lee el resto de esta entrada

como no hay 2 sin 3… ¡volvemos a Japón!

Empieza la cuenta atrás para el gran viaje del 2018, un destino ya conocido, pero muy muy esperado, y es que como decía en el título…

¡¡volvemos a Japón!!

La idea inicial para este año, era recorrer Argentina, todo un sueño viajero que tendrá que esperar porque tanto por libre como por agencia local, ascendía a muchos miles de euros y nos pareció una burrada… Así que después de mucho mirar y mirar, decidimos volver a nuestro país favorito. Los que nos conocéis, sabéis que desde que lo visitamos por primera vez para nuestra luna de miel en 2011, Japón siempre está la lista de posibles grandes viajes, año tras año 🙂 Volvimos en 2013 y aunque nuestra idea era no volver hasta que pasaran las olimpiadas de 2020, ¡ya no podemos esperar más! Además, este año nos apetecía algo relajado, en el que pudiéramos desconectar al máximo y dónde disfrutáramos como niños, y ¿¡qué mejor lugar que la tierra del sol naciente?! 😀 Lee el resto de esta entrada

28/09/17: cambiamos los paisajes kársticos de Yangshuo por la cosmopolita Shanghai

Día 16: y disfrutamos de la gran experiencia de ¡¡subir a bordo del tren Maglev!!

Nos levantamos pronto y nada más abrir las cortinas nos topamos con un amanecer espectacular…

Bajamos a desayunar al restaurante del hotel. La verdad es que nos encontramos en un estado de relajación que ¡ya necesitábamos! En el restaurante del hotel tienen sets que incluyen zumo, café o té, cereales y crêpe de banana por 48Y. ¡Desayunamos de maravilla!

IMG_3298 còpia

Volvemos a la habitación a recoger los bártulos y echamos un último vistazo por la ventana para quedarnos con la estampa del lugar grabada en la retina 😉 Lee el resto de esta entrada

25/09/17: volamos hacia el siguiente punto en la ruta, la kárstica Guilin

Día 13: disfrutamos de sus pagodas iluminadas en la noche y comemos la pizza más rara del mundo

Nos levantamos a las 7,30h con un sueño tremendo… cerramos las maletas y bajamos a desayunar al Starbucks que hay frente al hotel (94Y). Después volvemos al hotel a buscar las maletas y hacemos el checkout.

No tenemos ganas de dar vueltas con las maletas por el transporte público, así que cogemos un taxi que tras media hora larga de trayecto y 60Y, nos deja en la terminal 2 del aeropuerto de Chengdu. Hoy nos dirigimos al siguiente punto de nuestra ruta por China, vamos a conocer la zona kárstica de Guilin. Lee el resto de esta entrada

22/09/17: nos despedimos de Xi’an y volamos a Chengdu, nuestro próximo destino en China

Día 10: con buen sabor de boca dejamos Xi’an… Chengdu y sus pandas ¡nos esperan!

Hoy nos levantamos pasadas las 9h. Desayunamos en la habitación lo comprado ayer y después de cerrar las maletas, hacemos el checkout. En el hostal nos guardan las maletas hasta las 12.30h que sale el transporte hacia el aeropuerto que contratamos con ellos por 30Y pp.

Decidimos acabar de conocer los alrededores. Comenzamos visitando un templo budista que está junto al hostal (sorry no recuerdo el nombre, pero era el templo del barrio). Los locales nos miran extrañados hasta que ven que me sumo a sus rituales de oración. No deben estar muy acostumbrados a ver a una occidental budista por estos lares 🙂

El lugar es muy tranquilo, alberga estatuas realmente bonitas y se respira una paz inmensa 🙂 Lee el resto de esta entrada

12 y 13/09/17: tras un gran imprevisto, emprendemos un nuevo viaje… ¡China nos espera!

He tardado algunos meses en comenzar este diario porqué todavía (casi 6 meses después) cuando me preguntan qué tal por China, tengo que tomarme unos segundos para contestar. Recordad que viajamos totalmente por libre, y fue un viaje intenso, sobretodo por la gran barrera idiomática que existe, pero aún así, tengo la misma sensación que tuve con Indonesia, que en destino fue duro y hubo momentos de pensar ¡qué leches hago aquí! pero que en realidad, y ahora que lo he reposado, creo que fue muy enriquecedor y que nos hizo crecer mucho como viajeros y como personas.

Debo decir que el viaje peligró y que hasta el día de antes no supimos si podríamos hacerlo o no. Lee el resto de esta entrada

17/07/16: ponemos rumbo a la volcánica Lanzarote!!

Día 1: empiezan unas vacaciones de auténtico relax con todo incluido 😉

Nos levantamos bien temprano y de un salto porque un nuevo viaje está a la vista y no hay nada que me despierte más feliz por las mañanas que eso 😛 Tenemos las maletas hechas, las baterías de la cámara cargadas, las tarjetas de memoria vacías, las reservas hechas y sobretodo unas ganas terribles de volver a subir a un avión hacia un nuevo destino. Como os comentaba en su día antes de partir, en los próximos días vamos a descubrir la isla de Lanzarote, en las Canarias.

Salimos a las 8,45h de casa con un taxi que nos lleva al aeropuerto del Prat (31€). Pesamos la maleta que vamos a facturar porque no tenemos claro si pesa menos de 15kg (es lo permitido por Ryanair)  y nos pasamos de 1kg, así que pasamos algunas cosillas a la maleta de mano y ahora si, nos vamos a facturar sin problemas. Es la primera vez que volamos con esta compañía low cost, a ver qué tal la experiencia…

Una vez pasamos el control de seguridad, nos tomamos un café, compramos unas pastas, un agua y una revistilla para hacer más amenas las casi 3h de vuelo que tendremos por delante.

El avión llega tarde por lo que salimos con 40 minutos de retraso. A bordo pedimos un par de menús (bocata, bebida y snack por 10€ c/u)  y así ya nos damos por comidos.

Echamos algunas fotos de Mallorca, del Estrecho y de Marruecos cuando los sobrevolamos… Mientras el vuelo se sucede entre berridos de la niña futura soprano y malos olores, no entiendo como la gente se despresuriza tanto a bordo… ¡Uff! Llegamos según lo previsto a las 14,05h (hora local) al aeropuerto de Arrecife.

bordeando Lanzarote

Recogemos la maleta que habíamos facturado y tras parada en boxes, vamos hacia la oficina de AutoReisen a recoger el coche de alquiler que tenemos reservado. Como os comentaba en la entrada de los preparativos, esta compañía local es la más recomendada en Trip Advisor y Los Viajeros para alquilar coches en las Canarias. Tras el papeleo, nos asignan un Renault Clio nuevo, recordaré viejos tiempos de cuando tenía mi Cliox recién estrenada como conductora 😉 La mayor ventaja de esta compañía es que podemos conducir los dos sin costes adicionales, y que puedes hacer la recogida y entrega en el mismo aeropuerto, así no tienes que preocuparte de nada.

Acabamos los trámites y vamos a buscar el coche al parking del aeropuerto, y ahora si, ponemos rumbo al hotel. Tenemos unos 40 minutos de camino. La carretera es una nacional bien señalizada y con largas rectas, excepto el último tramo que es un puerto de montaña con unas curvas interesantes. La verdad es que es un trayecto bien chulo, lo malo es que el coche tiene unos 70cv sin turbo y al pobre le cuesta tirar 😛

Llegamos al hotel Sandos Papagayo Beach Resort siguiendo las indicaciones del GPS. Aparcamos en el parking gratuito del alojamiento y pasamos por recepción a hacer el check-in. Nos colocan las pulseras del todo incluido, pagamos la estancia y vamos a descubrir la habitación que nos han asignado. En el corto camino entre la recepción y la habitación ya flipamos con las vistas… unas piscinas súper chulas en el hotel y un entorno junto a las playas del Papagayo geniales.

el paisaje de la parte trasera del hotel es espectacular…

La habitación está en el piso más alto, con vistas a las piscinas y a la playa. Es muy amplia y está decorada con un aspecto similar a nuestra casa, ¡mola!

Nos colocamos los bañadores, nos embadurnamos de protector solar y nos vamos a estrenar el todo incluido, ¡que se note que estamos de vacaciones! Merendamos unas crêpes y un mojito con ron miel, nada mal para empezar… Luego vamos a disfrutar del spa durante 1h y acabamos tumbados frente a la piscina.

A las 18,30h nos entra una morriña tremenda, así que decidimos volver a la habitación y echarnos una siestecilla… y tras un pequeño descanso, disfrutamos del primer atardecer en este fantástico lugar desde la terraza de la habitación 🙂

Lo malo de estos resorts es que siguen horario europeo y hay que ir a cenar antes de las 21.30h. Hoy nos decantamos por el bufet internacional y la verdad es que cenamos la mar de bien. ¡No faltan unas papas arrugás con mojo picón que nos encantan!

Después de cenar, damos un paseo por el complejo para ver las instalaciones, echamos un vistazo a la playa y volvemos a la habitación. Hacen una fiesta en el hotel y hasta las 23.30h se oye música. Nosotros aprovechamos la terraza que tiene la habitación para tomarnos algo aquí. Mañana más…

04/04/16: se acaban unos días geniales por París…

Día 4: volvemos a casa

Nos levantamos a las 8h. Cerramos las maletas. Hacemos el check-out y vamos hacia la parada del RER B Luxembourg. Antes paramos en un Brioche-Dorée a desayunar (2 cafés y 2 pastas, 8€).

Compramos los billetes en la máquina (10€ pp) y en unos 30 minutos llegamos al aeropuerto Charles de Gaulle. Aquí ocurre algo confuso y es que teóricamente el tren llega hasta la terminal 2 del aeropuerto, pero en la 1 nos hacen bajar del tren y cambiar a otro que hay en el andén 23 para llegar a la última parada de la línea. No sé si es algo habitual o se debe a una incidencia en el servicio…

Una vez en nuestra terminal, nos dirigimos directos a los controles de seguridad que pasamos sin problema. Para estar en estado de emergencia nivel V de alerta anti-terrorista no me parece que miren mucho más que en Barcelona… Pensaba que serían más estrictos.

Compramos un libro en francés para poder seguir practicando con el idioma y luego nos tomamos unos cafés mientras esperamos a que sean las 12,05h, hora del embarque.

Volamos con Air France y hoy también sale el vuelo con ¡1h de retraso! Además es un follón el embarque porque hacen Praga y Barcelona por la misma puerta por lo que os podéis imaginar el gentío que se forma… Una vez dentro, separan a la gente hacia su vuelo. Me parece un sistema bastante confuso la verdad… porque al entrar en el avión vuelven a comprobar todos los billetes para asegurarse que ningún despistado cambia de destino.

Aún tardamos bastante en despegar… con la broma salimos 1h y 40 minutos más tarde de lo previsto. Durante el vuelo nos dan un tentempié y llegamos a Barcelona a las 15.30h. Desde luego esperábamos que al ser una de las grandes compañías mirarían más la puntualidad, pero nos ha decepcionado bastante. Suerte que no tenemos más planes para hoy que descansar… pero como alguien tuviera vuelo de conexión le habrá tocado correr de lo lindo, si no lo ha perdido… Nosotros cogemos un taxi hasta casa y podemos decir aquello de ¡home, sweet home! 😉

A %d blogueros les gusta esto: