Archivo del sitio

26/09/18: tras 5 años… ¡estamos de vuelta en Osaka!

Día 1: comenzamos a redescubrir Osaka

Como os venía explicando… Tras un rato más de vuelo que pasamos charlando de lo emocionados que estamos por comenzar un nuevo gran viaje, aterrizamos con un cansancio enorme pero una felicidad total y absoluta, ¡¡de nuevo en Osaka!!

Decir que una vez que aterriza el avión, Japón es de los sitios dónde más rápido hacemos siempre los trámites iniciales (contad unos 45 minutos para todo). Lo primero, pasar el control de pasaportes en inmigración. Vemos que han colocado maquinas para ir más rápido con el trámite pero no sé porqué a mi no me lee el pasaporte y un funcionario que hay allí controlando me lo revisa manualmente y me dice “no problem” y que pase, me quedo un poco sorprendida porque a todo el mundo le cogen aquí las huellas y le hacen la foto, pero veo que luego hay que pasar por las cabinas de siempre y entiendo que la foto, huellas, etc. me lo harán allí. Y así es, la policia de aquí no tiene problemas para leer mi pasaporte y en 2 minutos estoy en tierras niponas de nuevo, después de 5 años. Además me encanta el cartel de bienvenida que han puesto en el aeropuerto 😀

Lee el resto de esta entrada

25/09/18: comienza el “Japón 3.0 – entrando en la fase 2”

Día 0: tras 5 años… ¡¡volvemos a poner rumbo a Japón!!

Nos levantamos con mucho sueño a las 4,30h pero con una ilusión tremenda en el cuerpo. Tras cerrar las maletas cogemos un taxi hasta la T1 del Aeropuerto del Prat en Barcelona. Seguro que no soy la única viajera a la que no le importa madrugar tanto siempre que sea para coger un avión y hacer un súper viaje 😛

Como os comentaba en la entrada con todos los preparativos, será la primera vez que volemos con la compañía All Nippon Airlines (ANA). Ayer a última hora descubrimos que a pesar de haber comprado los vuelos a través de ANA, los vuelos de ida están operados por Lufthansa, por lo que podemos hacer el check-in online a través de la web de Lufthansa (ANA nos mandaba directos al mostrador de facturación sin posibilidad de poder escoger asientos previamente). Cambiamos los asientos del vuelo largo por otros que nos parecen mejores, y de esta manera además, no hace falta que vayamos con tanta antelación al aeropuerto. Una vez allí, y después de facturar las maletas hasta Osaka (pesan 11kg cada una, ¡nada mal para 17 días!), pasamos el control de seguridad sin problemas y vamos a desayunar. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: