Archivo del sitio

01/03/18: comienza una nueva escapada por Europa, ¡nos vamos a Nápoles!

Día 0: con ciertas dificultades… conseguimos volar a Nápoles

Hoy hacemos jornada intensiva en el trabajo para poder salir a las 17h hacia el aeropuerto del Prat. Nuestro vuelo con Vueling está previsto para las 19,25h. Cogemos un taxi (25€) hasta la terminal 1 y tras pasar el control de seguridad sin problemas, vamos a merendar mientras esperamos la hora del embarque.

Cuando la puerta de embarque sale anunciada, vemos que tenemos que ir al final de la zona B. Tras más de 15 minutos atravesando toda la zona B, llegamos a la puerta que ya aparece el mensaje de inicio del embarque, pero al poco vemos que han quitado el anuncio del vuelo de la pantalla de la puerta, y eso me llama la atención. Muchos pasajeros siguen haciendo fila… pero yo voy a las pantallas más cercanas y como me temía, ¡han retrasado el vuelo! Ya podían avisar en la puerta de embarque de ello… tomamos asiento de nuevo y según la app de Vueling se debe a las inclemencias del tiempo y es que estos días una ola de frío siberiano azota toda Europa… lo malo, ¡¡es que la nueva hora de salida son las 21h!! Lee el resto de esta entrada

15/09/14: ¡un nuevo destino nos espera, emprendemos el viaje a Indonesia!

Día 0: primer vuelo del viaje: Barcelona – Doha

Nuestro vuelo sale de la T1 del aeropuerto de Barcelona a las 15,45h así que tenemos toda la mañana para acabar de cerrar maletas y ultimar detalles, y hacia las 12h salimos de casa.

El primer día de un viaje siempre es un día “inquietante” para mi. Por un lado, estoy emocionada con el nuevo destino, algo nerviosa por saber si aquello me gustará y que no tengamos ningún susto, preocupada por no dejarme nada importante, asqueada por el tiempo de espera en el aeropuerto y las horas de vuelo (sobretodo en grandes viajes) y luego vuelvo a estar emocionada de nuevo porqué al fin llega el día de volver a coger la maleta y partir a conocer un trocito de mundo. Así que con esa mezcla de emociones, cogemos un taxi hasta el aeropuerto (coste: 24€).

Por primera vez, decidimos embalar las maletas. No lo hemos hecho nunca, pero las maletas van a petar y tenemos miedo que no se rompan las cremalleras con algún meneo que les den (7€ x 2 maletas). Una vez hecho esto, nos vamos al mostrador de facturación de Qatar. A pesar de llevar las maletas a tope, solo pesan 34kg entre las dos. Nos permiten facturar hasta 60kg en total, algo muy interesante para la vuelta 😛 Mi marido quería facturar también las mochilas, pero yo llevo en la mía la documentación del viaje, cargadores, cables, el Ipad y las cámaras por lo que finalmente solo facturamos las maletas. Lee el resto de esta entrada