29/09/17: recorremos la ciudad antigua y la concesión francesa de Shanghai

Día 17: descubrimos el Shanghai más tradicional

Hoy no suena el despertador… sobre las 9h nos levantamos y vamos a un Starbucks cercano a desayunar (104Y), ¿he dicho ya que me pirra el frapuccino de té verde que tienen aquí? 😛

Hoy dedicaremos el día a conocer el casco antiguo de Shanghai o como la conocen aquí, la Ciudad Antigua. Estas calles siguen exactamente el recorrido de la antigua muralla que se levantó en el siglo XVI para proteger Shanghai de los ataques de piratas japoneses.

Vamos caminando durante unos 20 minutos hasta llegar al Templo del Dios de la Ciudad. Pagamos 10Y y entramos al complejo repleto de mujeres pidiéndole al dios de la ciudad armonía y riqueza.

Este templo taoista está dedicado a Qin Yubo, un académico del siglo XIV al que el emperador Zhu Yuanzhang ofreció un alto cargo que rechazó repetidamente. Tras su fallecimiento, Zhu le elevó al rango de dios protector en un edicto que rezaba: “Qin Yubo no fue mi oficial en vida, pero va a bendecir a mi pueblo después de su muerte”. Su estatua está en una sala secundaria y no debe confundirse con la de Huo Guang, un general del periodo Han que fue el primer “patrón” de la ciudad y ocupa la cámara principal.

Tras la visita, salimos hacia el bazar de Yuyuan, calles y casas de estilo tradicional repletas de tiendas de souvenirs y puestos de comida. Es un lugar bonito dónde darse un paseo aunque no compramos nada ya que todo es muy ¡fake y carísimo!

Recorriendo el puente en zigzag sobre el lago, llegamos a la entrada a los jardines de Yuyuan (40Y). ¿Y porqué el punte hace zigzag? Pues porque los chinos como la mayoría de asiáticos son muy supersticiosos y creen que los fantasmas solo pueden ir en línea recta y no pueden subir escalones, por ello los pabellones y los puentes que dan acceso nunca se encuentran alineados y hay grandes escalones para acceder a su interior.

Los jardines mantienen el estilo tradicional chino, repleto de pabellones, jardines, estanques… y ¡mucha gente! Se nota que se acerca la fiesta nacional porque todo está repleto de ¡chinos escandalosos!

lo que más me gusta de los edificios tradicionales chinos son ¡sus tejados!

Como ocurre en muchas ciudades asiáticas, este es un lugar de contrastes. Estás en un jardín de estilo tradicional con los altos rascacielos del Pudong de fondo 🙂

Aún así, nos gusta recorrer este lugar. Tras la visita, caminamos hasta el metro Yuyuan Garden y cogemos un par de líneas para llegar a la parada Xujiahui (3Y), en la concesión francesa. Aunque la idea inicial era visitar algunas iglesias y parques representativos de esta zona habitada por soldados franceses en la II Guerra Mundial, decidimos echar un vistazo a las tiendas y hacer algo más de ocio. Hay muchísima gente por todas partes y las visitas turísticas se hacen bastante agobiantes…

Entramos a un par de centros comerciales a echar un vistazo a las tiendas y comemos en un restaurante español.. si, tras 17 días en China ¡echamos de menos nuestra comida! Pedimos unas bravas, dos paellas individuales y dos refrescos por 206Y. Es carillo pero es un capricho y aunque estos chinos tienen mucho que aprender sobre cocina española porque como podréis ver en la foto la paella llevaba salmón y alioli, ¡nos sabe a gloria!

Vimos por internet que el centro comercial Pacific Digital Plaza era un buen lugar dónde comprar electrónica y lo tenemos al lado, así que entramos pero solo le damos una vuelta a la 1ª planta y salimos agobiados por la insistencia de los 3000 dependientes que había todos intentando a la vez que miráramos su género… ¡¡qué pasada!!

Volvemos al metro y bajamos en la parada Shaanxi Rd (3Y) con la intención de ir a un cat café que habíamos visto recomendado pero tras 15 minutos a pie (las distancias de nuevo son enormes) llegamos al lugar y vemos que han cerrado el negocio… ¡vaya chasco! No es la 1ª vez que nos pasa en este viaje, y es que las comunicaciones y la información son tan escuetas y antigua que no es del todo fiable lo que encuentras por internet…

Nos llama la atención que Shanghai, a pesar de ser una de las ciudades más grandes del mundo y de albergar la friolera de casi 24 millones de habitantes, en muchos de sus barrios tenemos la sensación de estar en un pueblo en el que tienden la ropa en varas de bambú colgadas entre las ventanas y los cables de la luz como podéis ver en la foto.

Decidimos volver al hotel a descansar, así que regresamos al metro y tras 3 paradas estamos en Nanjing East (3Y).
Después de una buena siesta, salimos a recorrer la zona peatonal de Nanjing East Rd. Esta enorme avenida es quizá la calle más importante de Shanghai. Abundan los rascacielos, hoteles, restaurantes, centros comerciales y tiendas de grandes marcas.

Entramos a varios centros comerciales a mirar tiendas y en uno de ellos vemos un stand de Kumamon, ¡la mascota de Kumamoto! Y la memoria se va de cabeza a 4 años atrás cuando por estas fechas visitábamos la ciudad en nuestro 2º viaje a Japón.

Me compro una camiseta y una sudadera en un H&M por un precio similar al de casa y luego nos vamos derechos a un McDonalds a cenar (68Y). De verdad, no puedo más la comida local… y eso que no soy nada tiquismiquis para comer… pero entre irritantes y picantes ¡tengo el estómago fatal! Tras todos estos días por el gigante asiático llegamos a la conclusión que el símbolo de China no es el panda, es la guindilla 😛

Paseamos otro poco y con el wifi que “robamos” a la Apple Store ampliamos el seguro de viaje con World Nomads por 2 días más para que nos llegue hasta el día de vuelta a casa, si es muy friki y muy cutre lo que acabo de decir pero llevábamos días intentándolo con el wifi de los hoteles y ni usando diferentes VPN podíamos. ¡Usar internet en China es todo un problema!

Hecho el trámite volvemos al hotel, parando antes en un súper a comprar dulces y agua (43Y), compramos también una lata de Mojito que metemos en la nevera de la habitación para tomarla mañana fresquita, a ver qué tal… 
Ducha y a dormir, mañana toca recorrer el Pudong 🙂

Acerca de creciendoconmisviajes

Viajar nos abre la mente, nos hace ver las cosas de otra forma, nos convierte en curiosos, potencia nuestro afán por conocer, nos vuelve más independientes, autónomos y resolutivos... ¡viajar nos ayuda a crecer!

Publicado el 07/27/2018 en ASIA, CHINA 2017 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: