26/09/17: visitamos la Reed Flute Cave y pasamos un día relajado en Guilin

Día 14: pasamos un día distendido entre parajes kársticos en Guilin

Hoy decidimos levantarnos sin despertador… como os decía en la entrada anterior, llevamos varios días sin parar y necesitamos un respiro. Son las 9h cuando nos despierta el ruido del tráfico y los bocinazos que pegan, ¡China es puro caos! Vamos a la cafetería del hostal y pedimos un par de capuccino con tortitas de banana que nos saben a gloria (90Y).

Salimos a la calle dispuestos a coger el bus que lleva hasta la Reed Flute Cave pero a mi marido le coge un medio golpe de calor y decidimos parar un taxi. Aunque es temprano, hace un calor terrible en esta ciudad, hace 5 minutos que hemos salido del hostal y ya vamos sudando como pollos… Le enseño a la taxista el nombre de la cueva en chino (芦笛岩) y le digo “di baiao” (así se pronuncia “taxímetro” en chino) y como acepta, subimos. En el taxi se va fresco así que mi marido se recupera en seguida. En 15 minutos estamos frente a las taquillas de la cueva (carrera 18Y). La mujer es súper amable y hasta nos acompaña a comprar las entradas y luego nos da el ticket de la carrera.

Compramos las entradas con ayuda de la taxista (110Y pp) y tras despedirnos de ella, caminamos unos 600 metros hasta la entrada a la cueva. Aquí esperamos unos minutos a que se forme grupo (la gran mayoría son chinos) y entramos con una guía que da todas las explicaciones en chino. No hace ni la mínima intención de decir nada en inglés a pesar de que somos 3 parejas de occidentales. Suerte que ya hemos estado en otras cuevas de este tipo y sabemos identificar las distintas formaciones 😛

La cueva es muy grande y tiene muchas formaciones realmente bonitas, pero tiene tantas luces de colores que parece ¡una feria! Apenas se distingue nada y debo decir que nos decepciona bastante el lugar por el tinglado que tienen aquí montado.

Nos llama muchísimo la atención que los guías no ponen ningún impedimento a que la gente toque las formaciones… tu ves eso y piensas “madre mía, el chino/a de turno se acaba de cargar cientos de años de trabajo de la naturaleza para formar esa estalactita…”  o_O’

Pasamos alrededor de una hora visitando las distintas zonas de la cueva entre explicaciones en chino y comentarios en inglés con los otros occidentales del circo que tienen aquí montado… nos echamos unas risas con ellos, ¡la verdad!

Al salir de la cueva pasamos por boxes y mi marido alucina con las vistas del baño de hombres…

Decidimos hacer el viaje hasta el centro de la ciudad en bus. Cruzamos la carretera y esperamos un par de minutos a que pase el bus nº3 (1Y pp). Desde la parada del bus vemos la montaña kárstica que alberga la gran cueva que acabamos de visitar 🙂

El trayecto dura casi 45 minutos y nos bajamos en la parada más cercana a la calle comercial Zhengyang que hay junto al hostal. Vemos un KFC y vamos a probarlo pensando en comida no picante, pero de nuevo todo pica mogollón (88Y).

Hace un calor horrible, ¡no se puede estar en la calle! 
Así que después de comer, decidimos volver al hostal a echarnos un rato y a las 17h salimos de nuevo con intención de visitar el Parque de las 7 estrellas pero a mitad de camino nos lo repensamos porque sigue haciendo un calor brutal y vemos por internet que el parque cierra a las 18h… Llegamos a puente que cruzar el río Li y decidimos bajar junto a la orilla del río y nos sentamos en el parque que hay junto al agua a disfrutar de las vistas y de la brisa que corre aquí.

Lástima que no llevamos el bañador porque vemos que permiten el baño en el río, aunque nos entretenemos de lo lindo viendo como decenas de chinos se lanzan al agua a nadar con su ¡estilazo! Y es que como dato curioso, la mayoría de chinos no saben nadar y los que “si saben” es ¡para verlo!

Luego volvemos un rato a la calle comercial Zhengyang a dar una vuelta. De camino alucinamos con la cantidad de motos que hay en esta ciudad…

Compramos un par de zumos (30Y) y los tomamos mientras vamos paseando viendo los modelitos que hay en los escaparates y los que llevan los locales, ¡¡¡son muy horteras!!! 😀

Tras el paseo, volvemos al hostal y echamos una partida de billar hasta que se hace la hora de cenar que volvemos a la calle comercial que tenemos justo al lado y nos decantamos por un restaurante que se llama “Noodles Rice Pub“. Es muy curioso porque en la planta baja es una tienda de ropa y en la planta superior, se convierte en restaurante. Comemos de maravilla comida local por fin no picante por 118Y.


Con la panza llena y tras un día acalorado pero relajado, volvemos al hostal pasando antes por un supermercado a comprar desayuno para mañana. Dejamos las maletas preparadas y nos vamos pronto a dormir que mañana toca madrugar para hacer otra de las excursiones más esperadas de este viaje 🙂

Anuncios

Acerca de creciendoconmisviajes

Viajar nos abre la mente, nos hace ver las cosas de otra forma, nos convierte en curiosos, potencia nuestro afán por conocer, nos vuelve más independientes, autónomos y resolutivos... ¡viajar nos ayuda a crecer!

Publicado el 06/24/2018 en ASIA, CHINA 2017 y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: