22/09/17: nos despedimos de Xi’an y volamos a Chengdu, nuestro próximo destino en China

Día 10: con buen sabor de boca dejamos Xi’an… Chengdu y sus pandas ¡nos esperan!

Hoy nos levantamos pasadas las 9h. Desayunamos en la habitación lo comprado ayer y después de cerrar las maletas, hacemos el checkout. En el hostal nos guardan las maletas hasta las 12.30h que sale el transporte hacia el aeropuerto que contratamos con ellos por 30Y pp.

Decidimos acabar de conocer los alrededores. Comenzamos visitando un templo budista que está junto al hostal (sorry no recuerdo el nombre, pero era el templo del barrio). Los locales nos miran extrañados hasta que ven que me sumo a sus rituales de oración. No deben estar muy acostumbrados a ver a una occidental budista por estos lares 🙂

El lugar es muy tranquilo, alberga estatuas realmente bonitas y se respira una paz inmensa 🙂

Luego cruzamos la muralla y vamos dando un paseo por el parque que hay junto a la muralla de estilo zen repleto de madres con niños pequeños y abuelas haciendo yoga.

Se está muy a gusto en este lugar, y nos sentamos en un banco a contemplar el vaivén de los locales 🙂 Son estos ratitos los que más me gustan de los viajes, el poder observar otras formas de hacer, otras culturas y ¡aprender de todas ellas!

Seguimos con el paseo y llegamos hasta la Yongnig Gate o puerta sur, y vamos al centro comercial que hay en frente a tomar algo. Entramos en una cafetería y tomamos un par de capuccinos con un tiramisú de té verde (86Y). Pasamos el resto de la mañana aquí ya que hoy estamos cansados y no nos apetece hacer más, además en un ratito habrá que volver al hostal…

A las 12.30h volvemos al hostal y en seguida llega una van que nos lleva hasta otro hotel dónde nos juntan con más pasajeros, y en una hora y media desde que salimos del hostal llegamos a la terminal 2 del aeropuerto.

La verdad es que cuando preparaba el viaje, en muchos blogs y foros la gente explicaba que Xi’an solo valía la pena por los Guerreros y que como mucho se le dedicara una noche. Después de haber estado, hubiera alargado alguna noche más de las que estuvimos para conocer mejor la ciudad, estuvimos muy a gusto.

Es pronto para hacer la facturación, así que decidimos comer un par de platos de comida local por 96Y mientras pasa la media hora que falta para que abran el mostrador. Aunque está buena, pica tanto que se hace difícil poder terminar los platos…

Hacer la facturación aquí es sencillo, debes ir a los mostradores de la compañía, en este caso Air China, y enseñar los pasaportes. A partir de ahí te pesan y marcan las maletas (tenemos hasta 20kg de equipaje permitido cada uno), y hecho el trámite te devuelven el pasaporte con los billetes impresos. No es necesario mostrar voucher ni reservas, con el pasaporte les basta.

Pasamos los controles de seguridad y pasaporte sin problemas, y accedemos a la zona de embarque. Tomamos un par de cafés por los que nos sablan 80Y. Pagamos casi lo mismo que por la comida, pero es la única cafetería de la terminal y no hay más opciones…

preparan nuestro avión

Conseguimos embarcar con bastante retraso a las 16,45h y después de hacernos cambiar de puerta de embarque a toda prisa. Nos llama la atención que a bordo te hacen apagar los móviles y comprueban cómo lo haces, por lo visto no se fían del modo avión porque algunos modelos de fabricación china aunque estén en modo avión, siguen emitiendo datos… sin embargo te dejan ir al baño aunque la luz del cinturón esté encendida… ¡cosas de chinos!

A medio vuelo nos sirven un bocata súper picante que soy incapaz de comer y un botellín de agua fresca. Sorprendentemente y a pesar de haber salido con casi 1h de retraso, llegamos puntuales a Chengdu. Las maletas salen sin problemas por las cintas, y viendo que llueve, decidimos coger un taxi. Para ello vamos a la parada oficial en la que hay una cola enorme pero que avanza rápido, y tomamos el que nos indican.

Os recomiendo hacer la cola de los taxis oficiales porque son los únicos que usan el taxímetro, el resto de taxis van a precio pactado y te suelen cobrar hasta 3 veces lo que cuesta la carrera.

Le muestro la dirección del hotel en chino al taxista y enciende el taxímetro. Hay bastante tráfico, tardamos unos 45 minutos y nos cuesta 55Y (había leído que del aeropuerto al centro costaba unos 80Y). Otra recomendación si cogéis un taxi en China es llevar el nombre del lugar al que quieres ir en chino, e ir siguiendo la ruta que hace con alguna aplicación de mapas ya que muchos te pasean para subir la factura… este fue honrado y casi un milagro, ¡conduce calmado y no en modo temerario como es la norma!

El hotel ya desde fuera se ve genial. Escogimos el Fraser Suites Chengdu para nuestra estancia de 3 noches en la ciudad. Ubicado entre dos paradas de metro y a pocos minutos a pie de la plaza más neurálgica de la ciudad. Hacemos el checkin y nos informan que como pedimos habitación para no fumadores nos han ascendido la categoría y nos ubican en un piso más alto por el mismo precio. La habitación es tipo apartamento y está en el ¡piso 26!

Cogimos este hotel que calidad-precio estaba genial, con la ventaja que al ser tipo apartamento podremos lavar la ropa (tiene lavadora en la habitación, y así poder reducir equipaje) y cargar un poco las pilas en su spa. Estamos a la mitad del viaje y necesitamos un poco de calma 🙂

Nos damos cuenta que son las 21h y no hemos cenado. Cruzamos la calle y vamos a un centro comercial que tenemos enfrente. Después de darle una vuelta a los restaurantes que tiene, nos decantamos por un restaurante japo dónde tomamos unos noodles, unos dumpling y un pollo teriyaki por 91Y. Está todo muy bueno pero de nuevo, demasiado picante para nuestro gusto.

Vemos que hay un Carrefour en el centro comercial pero ya están cerrando. Mañana vendremos a hacer la compra 😉 Volvemos al hotel y nos vamos a dormir pronto, mañana comenzaremos a descubrir la capital de la región de Sichuan.

 

Anuncios

Acerca de creciendoconmisviajes

Viajar nos abre la mente, nos hace ver las cosas de otra forma, nos convierte en curiosos, potencia nuestro afán por conocer, nos vuelve más independientes, autónomos y resolutivos... ¡viajar nos ayuda a crecer!

Publicado el 05/25/2018 en ASIA, CHINA 2017 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: