21/09/17: visitamos al imponente ejército de Terracota de Xi’an

Día 9: impresionante la visita a los guerreros y tarde de compras en el Mercado Musulmán

Hoy es uno de esos días chulos en los que se cumplirán deseos… cuando era niña y veía en los libros los Guerreros de Terracota pensaba en que algún día yo iría a verlos, y hoy es ese día.

La noche no ha sido de las mejores… se nota que es un hostal dónde estamos alojados y hubo ruido de ir y venir de gente hasta tarde. Nos levantamos a las 8h, tomamos el desayuno que compramos ayer en la habitación y salimos a la calle. Cogemos el bus 258 en la parada frente al hotel (2Y) hasta la estación de autobuses dónde cogemos el bus 306(5) que va directo a los Guerreros. El trayecto dura alrededor de 1h y cuesta 7Y pp.

Vigilad aquí porqué hay muchos piratillas que intentarán que vayáis en su autocar que según ellos es mejor pero que en realidad hace el mismo trayecto en el mismo tiempo por muchos más yuanes… fijaros bien en que sea el bus 306(5) de color blanco, los de color son más caros.

Una vez en el bus tuvimos un momento de confusión porqué una mujer iba pasando por todos los asientos ocupados y a muchos les cobraba algo. En un inicio pensamos que sería el billete y nos extrañaba mucho que a nosotros no nos cobraran nada, pero como solo hablaba chino y éramos los únicos occidentales a bordo pues estuvimos así un buen rato. Justo antes de arrancar, vemos que esa chica se bajaba… y así estuvimos hasta que una vez ya en marcha, pasó un tipo vestido de revisor y ahora si, nos cobró el billete según habíamos visto los precios por internet.

El viaje transcurre tranquilo, y cuando llegamos a destino, vemos que para en una explanada dónde hay algunas tiendas. Tienes que cruzar el parking siguiendo las señales de ticket office hasta llegar a las taquillas. Los buses de vuelta salen del mismo punto, así que habrá que volver aquí para el regreso a Xi’an.

La entrada a las excavaciones cuesta 150Y pp, aunque es carillo, lo pagamos con gusto, ¡estoy impaciente por ver a los Guerreros al fin! Al igual que pasaba en la Ciudad Prohibida de Beijing, aquí también piden el pasaporte para comprar la entrada.

Este ejército de las tinieblas fue descubierto en 1974, cuando 3 campesinos excavaban un pozo al sur de su aldea. Encontraron una figura humana de tamaño natural vestida con armadura y lanza, tan real que se asustaron, y muchos creyeron que habían ofendido a algún espíritu y esto les traería mala suerte, por lo que los escondían o rompían hasta que llegó la voz del descubrimiento al Gobierno y enviaron a un grupo de arqueólogos a comprobar el descubrimiento declarando el lugar zona protegida. Considerados como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1987, este lugar impresiona de veras.

imagen del lugar en el momento de su descubrimiento que encontramos en el museo

Existe la opción de coger unos buggie que te acerca a la zona de las galerías por 5Y pero preferimos caminar hasta allí por un bonito camino ajardinado (10 min).

Una vez allí, decidimos comenzar la visita por la galería 3, la más pequeña en la que apenas hay unas 70 figuras pero en la que te das cuenta por primera vez del tamaño del complejo y la belleza de los Guerreros. Hay pocas figuras porque es la excavación menos explorada, llevan pocos años descubriendo el tesoro oculto bajo la tierra.

Luego pasamos al Qin Shi Mausoleum Museum School, dónde se explican curiosidades sobre antigüedades chinas encontradas en la zona, algunas tienen ¡más de 2000 años! Y podemos ver unas pocas figuras completamente restauradas, incluido el color, lo que les da mayor belleza.

Entramos a la galería 2, todavía menos explorada que la 3 aunque de un tamaño considerable. Aquí muestran cómo se llevan a cabo las excavaciones… pero quedan años para saber todo lo que esconde el lugar.

Y por último, entramos a la fosa 1 la más grande e impresionante… mirad la vista del pabellón por fuera…

¡¡Es una auténtica pasada poder estar delante del gran ejército de terracota!!

La fosa 1 es la más famosa de todas ya que cuenta con una mayor extensión y acoge a más de 8000 guerreros y carros de combate tirados por sus caballos. Realmente parecen guerreros de verdad, cada uno con su ropa, sus detalles, sus expresiones… cada uno de ellos parece una persona distinta y tienes la sensación que bajo la terracota encontrarías a una persona de verdad… las fotos no hacen honor a lo que se siente estando frente a ellos pero os dejo algunas para que os hagáis una idea 🙂

Siento una gran emoción en estos momentos por poder estar disfrutando de la vista de este lugar tan impresionante. Y me siento afortunada, ¡muy afortunada! Un sueño de niña más cumplido en mis viajes 🙂

Justo al final del pabellón encontramos la zona de restauración y etiquetado de piezas. Aquí te das cuenta de porqué cuesta tanto la restauración de las piezas que conforman el mausoleo, ya que realmente los campesinos dejaron las figuras hechas añicos…

Son las 13h cuando acabamos la visita… la verdad es que me cuesta irme de aquí, es impresionante, estoy sin palabras…

Salimos hacia la zona comercial y después de un duro regateo con una local compramos una figura de terracota por 30Y (la mitad de lo que nos pedía). Aunque somos conscientes que en Xi’an la encontraríamos a mejor precio, me hace ilusión llevármela de aquí y tampoco supone un gran gasto extra.

el guerrero que tenemos en casa 🙂

Compramos también un par de aguas por 4Y que estamos secos, y buscamos sitio dónde comer. Nos decidimos por uno que ofrecen pizzas junto a la salida de las galerías. Tomamos un par con unos refrescos por 104Y.

Con las pilas cargadas de nuevo, volvemos al punto dónde nos dejó el bus, y allí encontramos de nuevo el 306(5) que por 7Y pp y una hora de trayecto, nos deja en la estación de autobuses de Xi’an de nuevo. Allí caminamos unos metros hasta la parada del bus 258 que nos deja en la puerta del hostal. Estamos ko, hemos pasado un calor tremendo y en el bus nos ha entrado morriña, así que decidimos echarnos una siesta.

Después salimos a buscar un bus que nos deja frente a la Torre del Tambor en 2 paradas (2Y) y caminamos por una callejuela repleta de tiendas que va paralela a la Mezquita que a estas horas ya está cerrada, una pena porque dicen que es una visita curiosa. Recorremos las callejuelas que conforman el Mercado Musulmán de Xi’an mientras echamos un vistazo a las artesanías que venden.

Compramos un par de platillos de cerámica por 25Y, dos frascos pequeños de bálsamo del tigre por 15Y y un huevo de cristal pintado a mano en el que la artista añade mi nombre en chino por 75Y. Este último me duele regatearle demasiado porque realmente es un trabajo de chinos el que hace la mujer para pintarlos y solo le bajo 10Y respecto a lo que pide.

Acabamos de recorrer la calle y salimos a la de los puestos de comida que recorrimos anoche. Aquí compramos una especie de turrón de almendras que hacen en un puesto por 15Y que ¡está delicioso!

Caminamos hasta el centro comercial que hay junto a la Torre de la Campana y buscamos sitio dónde cenar. Nos decantamos por un japo en el que por 102Y comemos de maravilla y hasta los topes.

Cogemos el metro hasta la puerta sur de la muralla y aprovechamos que está iluminada para hacerle unas fotos. Las ciudades chinas ganan mucho por la noche porque se esmeran con la iluminación de sus edificios y monumentos 🙂

Hay un paseo junto a la muralla la mar de chulo… caminamos unos metros y pensamos que mañana no hay que madrugar, por lo que decidimos tomarnos una cerveza belga en un bar con música en directo junto a la muralla; un par de Delirium Tremens nos cuestan 85Y y pasamos un rato bien ameno recordando que la primera vez que probamos esta cerveza estábamos en Argelès-surMer, pasando un fin de semana en el sur de Francia hace ya algunos años 🙂

A las 23h decidimos volver al hostal a descansar, nos damos una buena ducha para quitarnos el calor del día y nos vamos a dormir, mañana conoceremos un nuevo destino en nuestra ruta por China 😉

Anuncios

Acerca de creciendoconmisviajes

Viajar nos abre la mente, nos hace ver las cosas de otra forma, nos convierte en curiosos, potencia nuestro afán por conocer, nos vuelve más independientes, autónomos y resolutivos... ¡viajar nos ayuda a crecer!

Publicado el 05/10/2018 en ASIA, CHINA 2017 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: