20/12/14: visitamos el museo Van Gogh y hacemos unas compras en el Mercado de las Flores

Día 2: día entre cuadros, esculturas, tulipanes y escaparates…

Nos levantamos a las 8,30h. Nos vestimos con las varias capas de ropa habituales en estos días de frío invierno centro europeo y salimos a la calle. Nos cuesta un poco dar con la parada del tranvía que nos llevará hasta el primer punto de la jornada pero al fin damos con él y aprovechando que tenemos la tarjeta de transporte, subimos. En el tranvía se está calentito y los pocos minutos de trayecto nos sirven para entrar en calor 😛

Algo antes de las 10h llegamos a la parada del Museo Van Gogh, dónde tenemos las entradas compradas para las 10h. Como os comentaba en la entrada sobre los preparativos del viaje, compramos con anterioridad las entradas mediante su web, cuestan 15€ por persona y aunque no hay descuento comprándolas online, te evitas las largas colas que se suelen formar en las taquillas.

Todavía no hemos desayunado así que decidimos acercarnos a la cafetería del museo a tomar algo y luego hacer la visita. Tomamos un par de dulces con unos cafés la mar de ricos (16€). Y ya con las pilas cargadas, iniciamos la visita.

Aunque no somos grandes amantes de la obra de Van Gogh, se trata del museo más importante que recoge su obra casi completa con más de 200 piezas originales repartidas en tres plantas en las que se puede ver su obra en las distintas etapas de la corta vida del pintor holandés.

Salimos un par de horas después tras recorrer el museo y nos echamos unas fotos con la escultura “I Amsterdam”.

Volvemos al tranvía y tomamos el primero que pasa hasta Singel. Vamos a visitar el Mercado de las Flores con calma ya que ayer nos gustó lo que vimos 😉 Compramos unos paquetes con bulbos de tulipán holandés y un imán (15€) así nos tendremos un trocito de Holanda en nuestro balcón 🙂

Junto al mercado vemos una tienda en la que venden “magic mushroms” y entramos a cotillear. La verdad es que tienen todo tipo de productos relacionados con la marihuana y otras drogas alucinógenas, y aunque es tentador -por aquello de la facilidad de acceso a ellas que hay- no compramos nada, tampoco lo podríamos llevar a casa ya que en España todo esto es ilegal, así que nos quedamos un poco con las ganas 😛

Caminamos junto a los canales hasta la Plaza Dam. Es curioso cómo cambia esta plaza entre el día y la noche… aunque sin duda la prefiero iluminada en la noche 😉

Y de allí caminamos hasta la cercana Oude Kerk (Iglesia Vieja), construida en 1302 y edificio más antiguo de la ciudad. Pagamos los 10€ que cuesta la entrada y disfrutamos de su interior, sobretodo de los altos techos abovedados construidos en madera, sus grandes vitrinas originales y el gran órgano.

Son algo más de las 13h y tenemos hambre así que buscamos un sitio dónde comer. Nos decantamos por el restaurante Dam Steackhouse en la calle Damstraat, en el que tomamos un par de bistecs con salsa de queso y patatas con un par de copas de vino (37€). Estamos comiendo de lujo en este viaje, la comida holandesa nos está encantando 😛

interior del restaurante

Ayer vimos que los guías de Sandemans organizan también un tour por los coffee shop de la ciudad y salen de la plaza Dam a las 15h pero no hay suficiente grupo para salir y además empieza a llover fuerte y no llevamos paraguas, por lo que desistimos y volvemos corriendo al hotel que tenemos a pocos pasos a echarnos una siesta.

Sobre las 17,30h salimos de nuevo a la calle y vamos al número 7 de la calle Singel dónde se encuentra la casa más estrecha del mundo y que tenemos a un corto paseo del hotel.

Me gusta esta ciudad de noche ya que todos sus edificios están iluminados, lo que le da un ambiente mágico cuando cae el sol…

Volvemos a la plaza Dam y entramos al Centro Comercial Bijenkorf dónde nos tomamos un par de cafés y una tarta de manzana deliciosa (9€). Aunque ha dejado de llover hace un frío tremendo y no apetece mucho estarse por la calle. Aún así, damos otra vuelta por el barrio rojo que tanto nos sorprendió ayer.

Para cenar, volvemos a acercarnos al hotel. En la misma calle encontramos un local llamado Oud Holland dónde tomamos un par de bistec de buey con salsa de vino y verduritas con un par de copas de vino que están buenísimos (41€).

Volvemos al hotel y tras una ducha para relajarnos y entrar en calor vamos a descansar, hoy hemos hecho otra buena caminata por la ciudad 🙂

Acerca de Creciendo con mis viajes

Viajar nos abre la mente, nos hace ver las cosas de otra forma, nos convierte en curiosos, potencia nuestro afán por conocer, nos vuelve más independientes, autónomos y resolutivos... ¡viajar nos ayuda a crecer!

Publicado el 11/30/2017 en Amsterdam 2014, EUROPA, PAISES BAJOS y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .