19/01/17: Parlamento de Hungría, free tour para conocer la ciudad y de copas por los Ruins Bar

Día 1: visitamos el Parlamento, recorremos la ciudad con un free tour y los bares en ruinas para conocer la noche en Budapest…

 

Nos levantamos a las 8h y tras colocarnos varias capas de ropa salimos a los -9ºC de la calle. Debo decir que en el primer momento de salir recibes una bofetada en la cara… ¡madre qué frío hace en este pueblo! Conforme vas caminando, entras algo en calor y aunque notas frío en la cara -tanto que hasta nos lloran los ojos-, es soportable.

Bajamos un momento a la estación del metro de Ferenciek Ter que tenemos a escasos 20 metros del hostal, y compramos un par de abonos de 72h (4150 Florines c/u) con fecha de inicio para hoy, así nos olvidamos de tener que validar continuamente y de vigilar si haces transbordos o no.

Después, desayunamos en un bar llamado La Lucia en la famosa calle Vacy Utcá que tenemos a escasos 100 metros del hostal, un croissant de Nutella que quita el hipo y un capuccino por unos 2000 florines los dos.  Aquí empezamos a darnos cuenta que no sé otra cosa, pero los dulces húngaros están tremendos y que no será el primero ni el último que comamos estos días 😛

Caminamos unos metros junto al Danubio hasta la parada del tranvía 2 que en pocos minutos nos lleva hasta el Parlamento. Alucinante la vista del Danubio con esos bloques de hielo corriendo por su superficie…

Hoy tenemos concertada la visita guiada en español en el Parlamento de Hungría que compramos a través de esta página web. Hemos llegado pronto así que rodeamos el enorme edificio de estilo gótico mientras admiramos las vistas que ofrece. Es imponente, se nota que a los húngaros les gustan las cosas grandes…

En una de las esquinas del edificio, vemos a unos chicos que promocionan un free tour en español. Les preguntamos y nos dicen que lo hacen todos los días a las 10 y 12h, además de otros tours de pago. Tenemos entradas para la visita a las 10,15h, así que decidimos que si nos da tiempo haremos el de las 12h. La verdad es que ha sido una sorpresa… siempre que viajamos por Europa nos gusta hacer alguno, así conoces mucho más sobre la historia de la ciudad que visitas y normalmente lo hacemos con los chicos y chicas de Sandemans New Europe  a quienes recomiendo al 100%, pero en Budapest no están y pensé que nos tocaría prescindir de ello…

Seguimos rodeando el Parlamento y a las 10h entramos al centro de visitantes. Hacemos tiempo mientras hablamos con los nuestros por Whatsapp de las primeras impresiones y a las 10,15h pasamos los controles de seguridad para acceder al edificio. Dejamos los abrigos en la consigna (es gratis) y nos dan unos auriculares por dónde escucharemos las explicaciones de la guía en español.

Se trata del edificio más representativo de la ciudad y uno de los más famosos de Europa. Asimismo, es el tercer parlamento más grande del mundo después del de Rumanía y el de Argentina. Construido entre 1884 y 1902, el Parlamento de Budapest fue la obra más grande de su época, consta de 691 habitaciones y tiene unas dimensiones de 268 metros de longitud, 118 metros de ancho y 96 metros de altura en la cúpula. Muestra el poder económico de la Hungría de principios de siglo.

Junto a la guía vamos recorriendo distintas salas de una de las alas del Parlamento (la otra se usa con fines políticos y es idéntica -es como un espejo-) mientras nos va explicando la historia del edificio y del país a grandes rasgos. Podemos echar fotos en todas las salas excepto en la del centro de la cúpula que es dónde dos guardias custodian las 24h la santa corona, el cetro y la espada de San Esteban, primer rey de Hungría.

soportes para puros de la época en que permitían fumar a los diputados en el interior del edificio

Terminamos el tour en la antigua Cámara Alta, un hemiciclo que actualmente solo se usa con fines turísticos pero que su hermana gemela del ala sur se usa para reunir el Consejo de los Diputados. La guía nos explica algunas curiosidades sobre la construcción del edificio y el sistema que usan para votar los diputados.

Al acabar nos dejan en una sala pequeña de exposiciones con más datos del edificio y salimos por la tienda en la que tienen cosas la mar de monas.

Son las 11h, así que decidimos picar algo en la cafetería. Pedimos un par de capuccino con un donut y una porción de carrot cake deliciosa por menos de 5€ al cambio.

A las 11,45h nos dirigimos al punto de encuentro del free tour. Se trata de la empresa White Umbrella Tours. Nos hacemos una foto de grupo que luego publican en su página en Facebook, y partimos del Parlamento dónde Xela, la guía española, nos explica el inicio de la historia del país y la construcción del gran Parlamento y porqué los húngaros siempre construyen las cosas tan a lo grande…

el cambio de guardia

De allí vamos a la plaza n la que encontramos la estatua de Imre Nagy, primer Ministro de la República Popular de Hungría tras la II Guerra Mundial. Aquí nos explica la historia de éste y cómo llegó al poder, y de cómo fue derrocado y ejecutado en el 1958 por el Ejército Rojo.

el Presidente Reagan tiene una estatua en la ciudad

Caminamos hasta la cercana plaza de la Libertad. Xela nos cuenta la historia de dos memoriales bien curiosos que alberga la plaza y la controversia y polémica que generan en los ciudadanos. La primera es un memorial a los soviéticos caídos, que como os podéis imaginar no les hace mucha gracia tener algo así en su ciudad, pero los rusos consiguieron que los húngaros no la eliminaran a cambio de “devolverles los cuerpos de los soldados caídos en lugar de ponerlos en una fosa común en Rusia” y eso pudo con el orgullo de los aquincenses (que no budapesteños ni budapenses… 😛 )

La segunda estatua que encontramos y que aún genera más tirria es un “memorial” a los judíos que levantó el actual gobierno de derechas exculpándose de su responsabilidad en el genocidio judío que hubo en la ciudad en la II Guerra Mundial… ¡menudos tíos! La gente le tiene tanta tirria que le tira huevos, han intentado romperla en varias ocasiones y han creado una protesta continua con fotos y objectos de judíos caídos por manos de los nazis… es un tema delicado y parece que el gobierno se cachondee. Lo más curioso, es que los grupos de extrema derecha están ganando adeptos entre los ciudadanos de Budapest…

Callejeamos hasta llegar a la gran basílica de San Esteban, el edificio religioso más grande de Hungría, con un aforo superior a 8500 personas.

El nombre de la basílica hace honor al primer rey de Hungría, Esteban I (975–1038). En el interior de la basílica se encuentra una de las reliquias sagradas más importantes del país: su mano derecha. Las dimensiones de la basílica hablan por sí solas: su base mide 55 metros de ancho por 87 metros de largo y la altura de la cúpula son 96 metros (igual que la del Parlamento) convirtiéndose en uno de los puntos más alto de Budapest junto al edificio del Parlamento.

Su construcción finalizó en 1905 después de más medio siglo de obras. Parte de este largo periodo se debió al derrumbe de la cúpula en 1868. Es imponente ver esa gran cúpula… y descubrir su historia y curiosidades como que el jugador de fútbol Puskas está enterrado en ella a modo de héroe nacional…

Seguimos hasta Erzebet Tere, la plaza dedicada a la emperatriz Elisabeth más conocida como Sisi.

Y tras unos minutos más de paseo llegamos hasta la gran Sinagoga, la 2ª más grande del mundo y la mayor de Europa. Si, todo aquí es grande… Os hablaré de ella el día que la visitamos 😉

Son algo más de las 14h cuando finalizamos el tour tras un montón de historias contadas por la guía con las que hemos aprendido muchísimo de la ciudad, el país y su gente.

Decidimos contratar un par de tours más para estos días. Uno por los bares en ruinas que hacen esta tarde/noche y otro por el barrio judío (15€/pp) y Pest para mañana por la mañana (10€/pp).

Comemos en un restaurante local que hay junto a la sinagoga, el Drum Café. Un tazón de goulash y un rissotto con pollo acompañado por una cerveza con fresa bastante curiosa. De postre nos traen una porción de pastel deliciosa. La comida está muy buena y el servicio es excelente… aunque debo decir que te incitan a beber cerveza aunque no te apetezca 😛

Con la tripa bien llena, caminamos hasta el hostal y nos echamos un ratito. Necesitamos entrar en calor… y coger fuerzas para la noche.

A las 18,30h cogemos el metro aprovechando que tenemos el bono hasta la Sinagoga de nuevo, punto de encuentro para el tour por los Ruins Bar del barrio judío. Somos un grupo de unos 20 españoles. En seguida hacemos migas con un grupo de mallorquines y una pareja de malagueños.

A las 19h comienza el tour y durante 3h el guía, Fernando, nos irá explicando en qué consiste este fenómeno social que se da en la ciudad mientras vamos entrando a distintos pub a tomar unas copas (van 3 copas incluidas en el precio del tour).

El primero de la noche es el Kuplung, aquí tomamos una cerveza mientras disfrutamos de la música en directo que hay. Es bien curioso esto de los bares en ruina… se trata de locales o edificios a punto de caer en ruina que el Ayuntamiento vende a bajo precio a aquél que quiera aprovecharlo para ofrecer un servicio de ocio a la ciudad, deben comprometerse además a mantenerlo en condiciones de seguridad y restaurar aquellos elementos que sean necesarios. Lo bueno es que todos están decorados con objetos reciclados, vintage, etc. y cuentan con una estética de lo más peculiar. Muchos además, han restaurado las habitaciones del edificio y las han reconvertido en hostales o albergues.

Tras casi 1h aquí, nos dirigimos al Instant, uno de los más antiguos de la ciudad. Aquí probamos un vino blanco mientras charlamos con la gente del grupo. Hay varias salas, algunas solo con barras para tomar algo y otras tipo discoteca para echar unos bailes.

Cuando acabamos las copas, vamos hacia el Fogashaz al que solo echamos un vistazo y seguimos hacia el Angel, pero no podemos entrar porque hoy organizan un evento privado, así que buscamos otro lugar dónde tomar la última.

 

Fernando nos lleva al Day & Night Party Hostel. Un chupinazo de Ultimum, la bebida local, que en ayunas como vamos nos acaba de apañar… En la calle estamos a -8ºC pero con lo que llevamos en el cuerpo nos importa poco 😛 Este local cuenta como elemento decorativo y de reciclaje con una carpa de circo invertido. La usan para recoger el agua de la lluvia o de la nieve y la reutilizan para el baño.

De allí vamos al Szimpla Kert, un local de lo más curioso además de enorme. Tiene varias salas, con música y ambientes distintos, todo con objetos reciclados. La idea era cenar aquí ya que dicen que sus hamburguesas son espectaculares, pero está hasta los topes y hay una tremenda cola para pedirlas… así que decidimos buscar sitio para cenar más tarde.

Son más de las 22h cuando damos por finalizado el tour. El grupo dice de ir a cenar juntos y allá vamos. Nos cuesta un poco encontrar un restaurante dónde nos den de cenar a todos a éstas horas… el guía nos recomendó ir al pasaje , en el Spíler Bistro nos apañan mesa para todos. Nos tomamos unas hamburguesas deliciosas con un refresco por 3500 florines los dos.

Y tras un rato de sobremesa, a eso de la 1h nos vamos caminando a paso ligero para el hostal que hace un frío de leche, ¡¡¡-13ºC!!! Al llegar nos damos una ducha rápida y a dormir… la verdad es que no ha estado nada mal el plan improvisado de hoy 🙂

Anuncios

Publicado el 04/11/2017 en Budapest 2017, HUNGRIA y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: