24/05/2011: ¡¡la gran Tokyo nos espera!!

Día 9: viajamos a la gran metropolis de Tokyo y empezamos a conocer Shibuya…

Nos levantamos temprano de nuevo ya que nuestro tren sale a las 8,15h. Hacemos el check-out y nos compramos desayuno para llevar en un Choco-Crock® de la estación, una cadena de pastelerías que tienen unos croissants de choco ¡buenísimos! No hay tren directo de Hiroshima a Tokyo por lo que tendremos que hacer un transbordo en Osaka… el trayecto hasta allí lo hacemos la mar de relajados e incluso echamos una cabezada tras tomarnos el desayuno.

A las 9,44h llegamos a Osaka y a las 10,13h salimos hacia Tokyo con una puntualidad extrema. A pesar de que muchos la desaconsejan, nos hubiera gustado visitar Osaka pero para ello teníamos que sacrificar un día de Kyoto o Tokyo y preferíamos ver a fondo esas dos ciudades antes de “mal-verlas” todas, por lo que decidimos que Osaka quedaría para el próximo viaje Sacando la lengua

P1020184

Pese a que el trayecto Hiroshima-Tokyo nos ocupará toda una mañana, estamos súper emocionados por poder visitar al fin la capital nipona… hemos pasado unos días muy culturales y espirituales y, ahora llega la parte friki del viaje. La de disfrutar de la gran metrópolis que es Tokyo, de su día a día… aunque también habrá una pequeña parte cultural porqué Tokyo es una ciudad de contrastes…

P1020186

interior del Shinkansen

 

El viaje Osaka – Tokyo es largo y también aprovechamos este trayecto para dormir… llevamos días de madrugones y de caminatas, y aún no nos hemos recuperado de la vorágine de los últimos preparativos de la boda, con lo que a estas alturas del viaje estamos agotados.

Pero me despierto a punto para disfrutar de las vistas del ¡¡¡Mt Fuji!!! que hay desde el tren. Truquillo: en el trayecto Osaka-Tokyo, pedid asientos en el lado izquierdo para poder verlo si os dejan las nubes claro… ¡qué pasada! Está bastante tapado, pero ver -aunque sea un trocito- del gran icono que es el Fuji nos embarga de emoción 🙂

P1020192

si os fijáis se ve un trocito de la cima nevada sobre el cartel naranja 🙂

 

Llegamos a Tokyo a las 13,10h. En la oficina JR nos recomendaron bajar en la estación JR Shinawaga en lugar de JR Tokyo (que sería la “central”) ya que así nos quedaba más cerca la zona dónde se encuentra nuestro hotel. Allí tomamos la línea JR Yamanote (línea JR circular) hasta la estación JR Shibuya, dónde tenemos reservado el hotel para estos días, y tras unos minutos de trayecto, llegamos al que será  “nuestro barrio” en Tokyo.

Salimos al bullicioso barrio que es Shibuya -sea la hora que sea- y seguimos las indicaciones de la web del hotel para llegar hasta él… nos cuesta un poco verlo y de hecho nos pasamos de largo, pero finalmente damos con él. Escogimos el Granbell Sibuya, Hacemos el check-in y subimos a la habitación a dejar las maletas. La habitación es estrechita pero ¡muy cuca y limpia!

P1020196

Vistazo rápido y salimos a comer que estamos famélicos a estas horas… Decidimos ir hacia la zona de la estación dónde hemos visto varios restaurantes. La verdad es que el hotel está super bien ubicado, a menos de 10 minutos a pie de la estación de tren JR Shibuya, el centro neurálgico del distrito.

Entramos en un centro comercial que hay frente a la estación (aquí tampoco hay barras con detectores en la salida, igual que en casa… ¬¬’ ) y vemos que en la planta -2 hay varios restaurantes. Damos una pequeña vuelta mirando los escaparates y nos decantamos por uno que hacen tempuras y sopitas 😉

Debo hacer un pequeño inciso para explicar cómo funcionan los restaurantes allí puesto que es algo distinto a lo que estamos acostumbrados aquí pero veréis que ¡no pierden la practicidad de vista! En primer lugar prácticamente todos los restaurantes tienen unos escaparates con réplicas exactas en plástico de los platos que ofrecen con los precios de cada uno, de modo que cuando entras sabes qué encontrarás y cuánto te gastarás. Cuando entras al bar/restaurante una voz gritona te saluda y pregunta cuántos sois para comer, en muchos sitios saben decirlo en inglés pero si no es el caso, con gestos puedes hacerte entender a la perfección. Te colocan en la mesa, y te dejan la carta, una toallita húmeda para limpiarte las manos antes de empezar a comer (fría en los baratos, caliente en los de cierta categoría), un sobre con dos palillos y un vaso de agua fría o té. Coges la carta y escoges los platos, y esto es verdaderamente simple porqué en la gran mayoría de cartas hay fotos de los platos, una descripción de los ingredientes en japonés y en inglés y el precio, tan solo nos topamos con cartas solo en japo en algún bareto pequeño de barrio, pero no será lo más frecuente. Para las bebidas igual, foto al canto y precio. Cuando lo tienes claro, avisas al camarero con un sumimasen (que significa disculpe en japonés). Vendrá a tomar nota, encontramos poca gente que supiera hablar bien en inglés, pero muchos lo chapurrean y si no es el caso es tan simple como indicar con los dedos el plato y bebida que quieres (a la Coca-Cola® ellos le llaman “Cora“) y con los dedos decir la cantidad de platos. Se llevarán la carta y ese es el momento de limpiarse las manos. Son muy muy escrupulosos con la higiene… las toallitas te las dan hasta en el Mc’Donnalds® y tan solo en un sitio no nos la dieron pero había un par de lavamanos con jabón bien accesibles dónde lavarse antes de empezar a comer. Con una velocidad que impresiona, te servirán los platos y te dejarán la cuenta boca-abajo en una esquina de la mesa de forma que cuando termines de comer, te levantes con tu cuenta, vayas a la caja, pagues y te vayas. No tienes que esperar a que te la traigan después ni son de mezclar dinero con comida. En muchos restaurantes sencillos no tienen carta de bebidas pero te van rellenando el vaso de agua o té continuamente y ¡gratis! Así de simple y sencillo 😉

P1020200

Seguimos. Volvemos al hotel y le preguntamos a la chica de recepción si hay alguna lavandería cerca. Nos da un mapa con las indicaciones para llegar a la más cercana, recogemos la ropa de la habitación y vamos a poner lavadoras. Esto formaba parte del plan para hoy, ya que así podemos minimizar el equipaje a llevar y como allí todo es barato no dudamos en ir a lavar la ropa 🙂 Llegamos a la lavandería y se trata de un establecimiento pequeño dónde todas las máquinas funcionan con monedas. Vemos que algunos ponen la lavadora y se van… pero nosotros decidimos cogernos un cafelillo de la máquina que hay en la puerta y sentarnos a descansar mientras nuestra ropa está lista.

P1020204

En unos 40′ queda limpia y la pasamos a la secadora. Nos quedamos alucinados con el lugar dónde se encuentra la lavandería. Estamos en Shibuya, uno de los barrios más grandes de Tokyo y sin embargo, parece un pueblecito dentro de una gran ciudad, vemos que la gente tiene el coche abierto, los aparatos de aire acondicionado a pie de calle y sin sujetar… ¡está claro que aquí no roban! Y a nosotros nos sorprende sobremanera… Vemos también un parking de bicis con dos alturas… hay que aprovechar al máximo el espacio ¡¿eeh?!

Algo que nos llama mucho la atención porque aquí no estamos habituados a ello, es que tienen el tendido eléctrico a la vista. Es la forma más segura de tenerlo en lugares con alto riesgo de seísmo, ya que enterrados sería más fácil que hubiera cortocircuitos en caso de terremoto y el riesgo de incendio o avería también es mayor.

P1020215

P1020210

Cerca de la lavandería vemos un edificio que es un centro cultural con forma de robot, ¡¡mola!!

P1020201

Cuando termina la secadora, vamos al hotel de nuevo. Algunas piezas se han quedado un poco húmedas, así que las tendemos por la habitación y salimos de nuevo a echar un vistazo al barrio dónde nos alojamos, Shibuya.

Vemos la estación de trenes que es inmensa, ¡¡tiene 2 centros comerciales adheridos a ella!! Y vemos también el famoso paso de peatones en cruz de Shibuya o Scramble Kousaten, y es digno de ver porque es el paso de peatones ¡más transitado del mundo! ¡Qué pasada!, cada vez que el semáforo se pone en verde aparece una marea humana que cruza de un lado a otro de la calle y también en diagonal,  Y es que a diario lo cruzan una media de un millón de personas, ¡casi nada!

Damos una vuelta por la zona comercial de Shibuya y vemos los famosos centros comerciales “109” entre otros. El CC Shibuya 109 es un complejo de ropa juvenil para chicas con más de 100 boutiques repartidas en 10 pisos. Usualmente se pronuncia “Shibuya ichi maru kyu“, tiene su homónimo cerca para chicos. Recorremos un par de plantas y alucinamos 😛

P1020221

Los taxis tokyotas son muy molones, abren la puerta para el pasajero de forma automática ¡mola! Si, lo sé, he perdido la cuenta de los “mola” que ya he soltado, pero nos chocaron muchas cosas, sobretodo ese primer día en Tokyo, con sus peculiaridades y sus gentes. Llevamos apenas unas horas en la ciudad y ya estamos encantados 🙂 Quizá para aquellos que ya hayan visitado otras metrópolis como New York o Hong Kong no les impresione tanto ese primer contacto con Tokyo… para mi era la 1ª vez en una gran ciudad de este estilo, con luces por doquier, edificios tan altos y ese ambiente, y tengo que decir que me encantó. Y a día de hoy, después de haber estado en NY y en HK, sigo pensando que Tokyo tiene algo especial 😀

Seguimos con el paseo y vemos mogollón de centros de ocio con karaoke, salas de juegos o Pachinko, ¡el deporte nacional japonés, jajaja! Se trata de salas atiborradas de máquinas tragaperras en las que el juego consiste en encestar bolitas… hasta aquí fácil, pero luego hay que ir respondiendo a preguntas y resolviendo problemas, así que ni intentamos echar una partida porque las máquinas ¡están en japo! Vemos que los hay “pofesionales” y todo, que llevan guantes blancos para no hacerse ¿callos? ¡jajaja! ¡¡No!! Como siempre ellos son tan pulcros que les da repelús tocar con las manos algo manoseado antes por otro, formas de evitar contagios 😉

Entramos en una de las “salas” de juegos… ¡¡¡5 plantas de ludopatía!!! y echamos unas partidas a un juego de disparar pero en el que te montan en una especie de simulador Sacando la lengua ¡qué frikis! Riendo Riendo

P1020234

Después de un rato dándole a las maquinitas, seguimos dando un paseo por la zona mientras buscamos un sitio dónde cenar. No hemos querido ver demasiado de Shibuya hoy porque tenemos un día programado para ver el barrio a fondo, pero nos deleitamos entre las luces de neón y los enormes carteles publicitarios. Pasamos de nuevo por el gran paso de peatones, ¡es realmente impresionante!

P1020243
P1020244

 

Cenamos en un bar irlandés, así podemos variar un poco nuestra dieta y nos tomamos unas cervezas japonesas, marca Asahi, que no están mal con unas tapas 🙂 Y ponemos rumbo al hotel, llevamos un par de días de grandes madrugones y necesitamos dormir y descansar que nos esperan más días de caminatas recorriendo Tokyo.

Anuncios

Publicado el 01/22/2016 en JAPÓN 2011 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: