23/05/2011: conocemos la dura Hiroshima y la mística Miyajima…

Día 8: acabamos acongojados con la cúpula de la Bomba atómica y el museo de la Paz, disfrutamos de los mejores yakisoba y nos enamoramos de la pequeña Miyajima…

 

 

Hoy nos levantamos bien pronto para tomar el Shinkansen hacia Hiroshima. Hacemos el check-out del hotel, compramos desayuno para llevar en la estación, y a las 7,20h estamos en el tren rumbo a nuestro nuevo destino en Japón: Hiroshima.

P1010952

P1010954

nuestro Shinkansen entrando en la estación JR Kyoto

El camino se hace ameno ya que viajar en un Shinkansen es una verdadera maravilla… 300km/h sin una sola vibración 🙂 Un auténtico placer para los amantes del mundo ferroviario 🙂 Aprovechamos para comernos algunos dulces típicos de Kyoto que compramos en la estación.

P1010955

P1010960

Llueve prácticamente todo el tiempo y mucho nos tememos que seguirá así cuando lleguemos a destino. Aún así, tenemos muchísimas ganas de conocer Hiroshima, un lugar de lo más relevante en la historia del mundo, y la cercana isla de Miyajima, un paraje del que nos enamoramos ¡solo viéndolo en foto!

P1010962

Como siempre llegamos a la hora exacta que marca el billete. No nos cuesta nada encontrar el hotel porque está adherido a la estación central de trenes. Para nuestra estancia en esta ciudad, escogimos el Granvia Hiroshima éste es un hotel de 4* que reservamos a pocos días de cerrar el viaje. Es una cadena hotelera japonesa que tiene alojamientos en todas las ciudades importantes de la ciudad, y siempre adheridos a estaciones de tren relevantes. Ya lo habíamos visto cuando buscamos el resto de alojamientos y se iba de presupuesto, pero con el tema del tsunami vimos que había bajado considerablemente el precio y no dudamos en escogerlo para esta noche. Mucha gente duerme en Miyajima, realmente debe ser toda una experiencia dormir en un ryokan allí, pero nosotros abogamos por la comodidad ya que mañana tendremos que coger el tren bien temprano también y preferimos estar cerca de la estación.

Lo malo que tienen la mayoría de hoteles en Japón, es que son estrictos con la hora del check-in y además suele ser a partir de las 14-15h… como no podemos hacerlo hasta la tarde, pedimos que nos guarden las maletas porqué sinceramente no me veo yendo a Miyajima con ellas… así que dejamos allí las maletas y nos llevamos con nosotros las mochilas. Volvemos a la estación JR Hiroshima, y mi marido se piensa lo de ir cargados los dos con las mochilas, así que decide dejar su mochila en una consigna de la estación e irnos solo con la mía que es dónde llevo todos los gadgets (iPad, cámara, documentos, etc.). Tras esta pequeña gestión,  tomamos un tren regular de la línea JR Sanyo hasta la estación JR Miyajima-Guchi dónde enlazamos con el ferry que lleva a la isla de Miyajima. El trayecto en el tren y el ferry nos entran en el pase Japan Rail Pass.

 P1010966

Desde la orilla en que se toma el ferry ya se ve la archiconocida torii flotante de la isla así como santuario que hay junto a la orilla. El trayecto es de lo más relajante y en 10 minutos ya estamos en Miyajima.

P1010976 (1)

En el Ferry, al fondo se ve la torii flotante de Miyajima

En esta isla se encuentra uno de los iconos más conocidos de Japón: la gran torii flotante (torii en japonés significa puerta sagrada e indica la entrada o cercanía a un lugar sagrado).

En la terminal del ferry hay una oficina de información donde nos dan un mapa en español de la isla. Vemos unas máquinas de bebidas y nos compramos unas latas de café caliente que ¡están riquísimos! Probamos varios a lo largo de los dos viajes, y me quedo con los de la marca Coca-Cola®. En Japón está mal visto eso de comer o beber por la calle, así que nos tomamos el café sentados en un banco junto a la terminal y una vez terminados, empezamos a descubrir esta maravillosa isla. Por el camino nos encontramos con una agradable sorpresa y es que aquí ¡también hay ciervos en libertad!

P1010999

Sabemos que la isla sufre grandes mareas a lo largo del día (es una de las islas del pacífico afecta por las mareas más fuertes), y en función de la época y de la hora, podrás ver la torii bañada por el agua si hay marea alta y el santuario “flotando”, o bien podrás acercarte hasta ella y hacerte unas fotos debajo de ella si la marea está baja. Puedes conocer las horas de las mareas a través de esta web: http://tbone.biol.sc.edu/tide/tideshow.cgi?site=Itukusima,+Hirosima,+Japan

Nosotros preferimos descubrirla bañada por el agua, como en las típicas postales de la zona. Es por ello que decidimos visitar la isla por la mañana. Desde el mismo paseo que rodea la orilla de la isla, nos hacemos unas fotos con la torii flotante de fondo. La O-torii tiene una altura total de 16 metros, con unos pilares de 10 m. de circunferencia  y fue construida en 1875.

Y la pregunta del millón es: ¿porqué la torii está en el mar? Pues muy sencillo… el Santuario Itsukushima, del cuál es la puerta sagrada, está dedicado al dios shintoista que vigila el mar y se supone que para llegar de forma “pura” al santuario, se debe hacer por mar, pasando bajo la gran torii y atracando en alguno de los pasadizos elevados sobre el mar del santuario 🙂

 P1010994 (1)

P1010996

Nos encontramos haciendo fotos por allí y disfrutando de esa estampa cuando veo sentados en un banco a ¡la pareja con quién iniciamos nuestro viaje! ¡Menuda sorpresa! Nos acercamos a saludarlos y ellos también alucinan de habernos encontrado allí. Nos explican que han pasado la noche en Miyajima y hoy vuelven a Kyoto. Charlamos un rato con ellos y nos dan a probar unos dulces típicos que han comprado en la isla… de repente unos cuantos ciervos se acercan a nosotros para que les demos galletas ¡jajaja! ¡Menudos golosos y menudos interesados son estos ciervos!

P1020004

Tras un rato de charla con ellos, seguimos descubriendo la isla. Vamos a ver el Santuario de Itsukushima (entrada 300¥ pp). Construido sobre el mar en el 593 y remodelado en 1168.

P1020007

Fue nombrado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1996. Tiene una construcción muy peculiar de estilo Shinden en las que todas las salas y capillas que conforman el santuario está conectadas por unos pasillos sobre el mar con una longitud total de 300m desde los que se puede disfrutar de las vistas sobre el mar con su torii flotante.

P1020016

P1020023

mientras visitamos el santuario comienza a bajar la marea… toda esta zona queda bañada por el mar cuando la marea está en el punto más alto.

Vemos montones de barriles de sake y arroz, otra estampa típica de Japón. Se trata de donativos que ofrecen los fieles al santuario.

P1020020

Desde su jardín se ven el templo Senjokaku o sala de los mil tatami, y la pagoda, construida en 1407 con cinco pisos y más de 27 m. de altura, es una de las más altas de Japón. Con mucho pesar no los visitamos puesto que queremos ver un poco de Hiroshima y teniendo en cuenta la paz que se respira en el ambiente de la isla y que nos faltará también por conocer el templo budista Daisho-in y el monten Misen, nos queda claro que habrá una nueva visita al lugar en un próximo viaje…  Muy feliz

 P1020034

P1020028

P1020025

 

P1020035

Eso si, de camino de vuelta a la terminal del ferry nos enamoramos aún más del lugar, entre sus jardines, sus templos y esas callejuelas comerciales tan típicas niponas repletas de tiendas y restaurantes, que nos vamos encontrando por el camino. Además huele a las mil maravillas ya que la isla es conocida por sus galletas con forma de pez y rellenas de lo que quieras (anko, chocolate, crema, etc.). Además, como las producen allí mismo, se puede ver todo el proceso artesanal de elaboración de los dulces a través de los escaparates. Antes de zarpar compramos unas galletas típicas para traer a nuestra familia y un par de cajas para nosotros que seguro caerán durante el viaje porque ¡¡están buenísimas!!

Otro manjar típico de la isla son las ostras y las sirven cocinadas de mil maneras. No las probamos, a mi marido no le gusta el marisco ni similares y a mi no me gustan las ostras :p

Expuesta en una de las tiendas se halla la pala de girar el arroz más grande del mundo 🙂 cosas de japos que les gusta hacer las cosas a lo grande 😀 Por el camino vemos a unos cuantos ciervos intentando atracar una tienda ¡jaja qué graciosos!

P1020039

P1020037

Al igual que en Nara, aquí también hay carteles con ciertas normas de conducta con los ciervos…

Y ahora si, con mucho pesar salimos pitando para el ferry y de vuelta a Hiroshima. Una vez en la ciudad, desandamos nuestros pasos hasta la estación de tren, dónde de nuevo tomamos un tren de la línea JR Sanyo hasta la estación JR Hiroshima. Vamos con un poco de prisas porque a las 17h cierra todo en Hiroshima y son más de la 1h, así que decidimos comer en plan fast food en un McDonnalds®. Luego salimos de la estación y junto a ella, tomamos un tranvía hasta la zona del Castillo de Hiroshima, primer punto que conoceremos de esta ciudad.

P1020041

ferry que nos llevó de vuelta a Hiroshima

Pero antes de continuar con el relato del viaje, os cuento un poquito sobre la ciudad… Hiroshima es la capital de la prefectura de Hiroshima y la ciudad más grande de la región de Chugoku con 1 millón de habitantes. Enclavada junto al río Ota, se encuentra separada en nueve islas, tantas como brazos tiene el río. Hiroshima significa literalmente isla ancha y está construida sobre una serie de islas arenosas en el delta del Ota-gawa. Fue fundada a finales del siglo XVI y se convirtió en centro urbano durante la época Meiji. Desgraciadamente es mundialmente conocida por ser el escenario del primer bombardeo atómico en la historia al final de la II Guerra Mundial.

Como os decía, cogimos un tranvía en Hiroshima Sta. (líneas 1, 2, y 6) que nos lleva hasta la parada Kamiya-cho. De allí caminamos unos 10 minutos hasta llegar al Castillo de Hiroshima. Construido en 1589 por el clan Mori,  fue completamente destruido por la bomba atómica, pero se reconstruyó gracias a una donación privada (las obras finalizaron en 1958). No es un gran castillo ya que tampoco lo reconstruyeron al completo, si no que tan solo una parte de la muralla y algunas torres, y aunque es un lugar bonito, es totalmente prescindible su visita a no ser que seas un gran amante de los castillos japoneses :p

P1020049

Entramos gratis a una de sus torres que alberga un museo con una exposición de ropa, armas y una reproducción de habitaciones de como había sido el castillo en su época.

P1020076

Tras esto, nos vamos a recorrer un trocito del jardín Shukkeien, de acceso gratuito. Y aunque parece un lugar interesante y es enorme, es un rollo visitarlo con el aguacero que está cayendo… y sinceramente, preferimos visitar la zona de la Cúpula y el Museo de la Paz antes de que cierren.

P1020068

jardín Shukkeien

Apenas hay unos 15 min a pie del parque de la paz, pero como diluvia, volvemos a la parada del tranvía y cogemos uno que nos deja frente a la zona 0. Ya desde la parada del tram se intuye lo que allí hay…

P1020109

Pero conforme te acercas a la Cúpula de la Bomba Atómica, te quedas literalmente sin palabras y un escalofrío te recorre el cuerpo. Impresionante lugar. Pone los pelos de punta ver hasta qué punto es capaz de llegar el ser humano… muy muy impactante, de verdad.

P1020081 (1)

Me impresiona tanto que hasta me sabe mal sacar la cámara para tomar unas fotos. Al ver esos gruesos hierros que hay en el interior de los pilares de hormigón del edificio retorcidos por el calor, pienso en aquél 6 de agosto de 1945 y en el horror que vivieron los habitantes de esta ciudad y sus alrededores. El fenómeno se conoció como el Pika-Don (resplandor – ruido) porque en Hiroshima se produjo un increíble resplandor y a cientos de km se oyó un ruido ensordecedor, por lo que unos vivieron el resplandor y otros solamente el ruido. Hubo más de 250.000 muertos en aquel fatídico día, una ciudad casi al completo aniquilada en pocos segundos. Desde entonces se ha convertido en una ciudad comprometida con la paz y la abolición de las armas nucleares y cada 6 de agosto hacen una gran ceremonia con este fin.

P1020095

P1020094

El edificio, antigua Exposición Comercial de la Prefectura es el símbolo de la destrucción infligida a Hiroshima y fue uno de los pocos edificios que quedaron en pie tras la explosión. Declarado Patrimonio Mundial por la Unesco en 1996. Sus ruinas apuntaladas, incluso iluminadas de noche, permanecen como eterno recordatorio de la tragedia. Fue el epicentro de la bomba, que estalló a unos 100m de altura sobre él.

P1020100

P1020083

Ambos en silencio y ensimismados en nuestros pensamientos, vamos dando un paseo bajo la lluvia hacia el  Parque Conmemorativo de la Paz.

P1020111

El parque se construyó como lugar de conmemoración del lanzamiento de la bomba sobre Hiroshima para promover la paz mundial y está ubicado dentro del área del epicentro de la explosión atómica, entre la Cúpula y el Museo. En el centro está situado el Cenotafio por las víctimas de la bomba atómica que contiene una lista de toda la gente que murió por la explosión o como consecuencia de la radiación. En el parque también puedes encontrar el monumento a los niños y el cenotafio por las víctimas coreanas. Lo recorremos bastante rápido porqué cada vez llueve más fuerte y nos lo pone difícil…

P1020114

Entramos al Museo Conmemorativo de la Paz (entrada 50¥, incluye audioguía en español) y desde el mismo momento en que cruzas el quicio de la puerta ya empiezan a ponerse los pelos aún más de punta de lo que ya los llevas…

P1020126

Aún se me encoge el corazón al pensar en todo lo que el museo muestra… es un lugar duro, que muestra lo cruel que puede ser el hombre y la injusticia de las guerras, cuánta gente inocente murió o quedó herida… impactante, no puedo decir más.

Junto a la entrada hay dos grandes maquetas de la ciudad, una antes de la explosión y otra de cómo quedó Hiroshima tras el bombardeo. Escalofriante.

P1020130

Antes…

P1020127

Después…

La audioguía te resume la II Guerra Mundial, los bandos que había y el motivo de que los americanos lanzaran la Little Boy sobre Japón y en concreto sobre Hiroshima, así como el posterior bombardeo atómico sobre Nagasaki pocos días después. Lo espeluznante es que uno de los objetivos que tenían para lanzar la segunda bomba era Kyoto. ¿Os imagináis que hubieran aniquilado todo su patrimonio? Además de sus gentes, of course… Hay varios vídeos en Youtube y varias páginas que explican todo esto, si os interesa la historia y en concreto la II World War como a mi, seguro que os apasiona y a la vez os enfurece.
La audioguía también te explica el cómo aconteció aquel 6 de agosto y los días y meses posteriores. Y todo esto te lo explica mientras vas recorriendo salas repletas de fotos y objetos que se encontraron entre las ruinas, lo que te provoca una sensación de acongoja impresionante.
Hubo un momento en que no podía más y dejé de escuchar la audioguía y de mirar aquellas vitrinas. Soy una persona muy empática y sufro con el sufrimiento de otros, sentía un gran dolor y un gran malestar… Así que personas empáticas, sensibles y/o aprensivas, os aviso, lo pasaréis mal en el museo pero aún así creo que todo el mundo debería visitarlo para ser conscientes de lo ocurrido y evitar que una atrocidad así vuelva a ocurrir.
P1020143

Son casi las 18h cuando salimos del museo (hora del cierre) con una mezcla de sentimientos entre pesar, furia y con el corazón en un puño… Junto a la salida escuchamos a una coral de jóvenes japoneses que cantan con tanto sentimiento que nos pone los pelos más de punta de lo que ya los llevamos. Lo comparto con vosotros.

Continua lloviendo a cántaros… regresamos a través del parque de la paz hacia la parada de tranvía que hay junto a la Cúpula. Allí tomamos un tranvía de nuevo para volver al hotel. Al igual que los buses de Kyoto, debes subir por la puerta de atrás.

Aquí nos pasa algo curioso y que nos tiene bastante rallados hasta llegar a la estación… en teoría, cuando subes a un bus/tranvía, junto a la puerta hay una máquina que saca un papel con el número de parada en la que subes y luego al bajar, te cobran en función del trayecto… pues bien, resulta que aquí la máquina no saca papel y todo el mundo pasa una tarjeta contactless por un lector, y claro nosotros nos quedamos ¿¡y cómo lo hacemos nosotros?! Chocado . Estuvimos rallados hasta llegar a la estación que era nuestra parada y también la última de esa línea, así que decidimos esperar a que bajara todo el mundo para poder ir con calma y explicarle al conductor como pudiéramos dónde habíamos subido para que nos cobrara el trayecto… así lo hicimos, y por suerte (¡es lo bueno de ser guiri!) nos había visto subir y nos dijo que no pasaba nada porqué no tuviéramos papel de subida, que nos cobraba lo que valía el trayecto que habíamos hecho. ¡Uffff qué susto! Muy feliz Muy feliz Le dimos las gracias con un sonoro “domo arigato” como ellos suelen hacer y ahora si, nos bajamos relajados del tranvía.

Luego con el tiempo además nos enteraríamos que hay una zona de tarifa plana en Hiroshima. No sabemos si nos cobró lo que tocaba por ese motivo o porqué realmente nos había visto subir en aquella parada 😀  Ya veis, anécdotas de viajero ¡jaja!

P1020048

Tram de la ciudad

Llegamos a la estación y recogemos la mochila de mi marido de la consigna y luego vamos hacia el hotel dónde hacemos el check-in y subimos a la habitación. Si el hall del hotel ya es chulo, ¡la habitación es increíble y enorme! ¡Y menudas vistas sobre la ciudad desde la habitación! Lástima de los nubarrones y la lluvia que no permiten disfrutarlas al máximo…

 P1020157
P1020162

Después del madrugón de hoy, estamos bastante cansados a estas horas ya… así que perreamos un poco en la habitación, aprovechamos para hacer copia de seguridad de las fotos, hablar con los nuestros y cuando se da la hora de ir a cenar, decidimos ir a lo cómodo por lo que vamos a buscar un restaurante en la misma estación.

Nos decidimos por uno de yakisobas y okonomiyakis que es bastante pequeño pero que ¡huele que alimenta desde fuera! Nos sientan en la barra, frente a la plancha. Al principio nos pareció un poco rollo eso de estar frente a la plancha pero luego nos encantó porque pudimos ver el arte que tenía el chef con las paletas y cómo se hacen los yakisoba y los okonomiyaki de Hiroshima y ya me veis a mi tomando buena nota de ello para luego hacerlos yo en casa. Si, mis yakisoba caseros son al estilo de Hiroshima 😀

Lo siento, no tengo fotos del momento, me dejé la cámara cargando y mi móvil de entonces echaba unas fotos de kk… 😦

Pedimos un yakisoba y un okonomiyaki para compartir y así poder probar ambos platos porque tenían una pinta estupenda los dos. Y os aseguro que ¡no los he probado mejores en mi vida! El lugar es 200% recomendable y si algún día volvemos a Hiroshima, tenemos claro que ¡¡volveremos a comer a allí!! No recuerdo el nombre del lugar ni sé si seguirá abierto, pero si alguien quiere indicaciones de cómo llegar, decidme.

Tras una cena exquisita y de comer hasta reventar, pasamos por la oficina de la Japan Railways y reservamos los billetes del Shinkansen para mañana, y volvemos al hotel. Hemos tenido un día agotador y toca dormir que mañana ponemos rumbo bien temprano hacia la capital, ¡¡si, nos vamos a Tokyo!!

P.S: si tuviera que volver a hacer esta excursión, sin duda hubiera visto lo que nos interesaba de Hiroshima por la mañana y luego hubiéramos ido a Miyajima, tal y como lo hicimos tuvimos la sensación de no poder disfrutar demasiado de la isla. Con el tiempo que disponíamos nos sobraba el castillo, así hubiéramos podido dedicar un poco más de tiempo al resto.

¿Lo ideal? Visitar Hiroshima por la mañana, luego ir a Miyajima y hacer noche allí, así puedes ver la torii con marea alta y marea baja. Por la tarde visitas el santuario, las calles comerciales y al día siguiente por la mañana, haces el ascenso al monte Misen y visitas el templo Daisho de bajada. Luego ya, siguiente destino 😉

Anuncios

Publicado el 01/09/2016 en JAPÓN 2011 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: