02/10/14: nos despedimos de Flores entre estalactitas y estalagmitas y volvemos a Bali

Día 17: Visitamos las Mirror Cave y regresamos al norte de Bali.

Nos levantamos sobre las 8h y bajamos a desayunar con unas bonitas vistas de la piscina. De nuevo el desayuno es buffet y nosotros nos vamos derechos a los dulces. Paso de mie goreng y sopas picantes de buena mañana… 😛

IMG_4461 copia

Hoy nos despedimos de Flores, volvemos a Bali. Recogemos nuestras cosas y cerramos las maletas y a eso de las 9h bajamos al hall. Hacemos el check-out y nos reunimos con Nis, nuestro guía en Labuan Bajo. Ponemos todo en su coche y nos dirigimos a la última visita aquí. Nuestro vuelo a Bali no sale hasta mediodía y aún tenemos una excursión contratada con ellos, vamos a visitar las cuevas Batu Cabu Cermin o Mirror Cave, a pocos minutos en coche de Labuan Bajo. De camino paran un momento en el arcén de la carretera para poder disfrutar de las vistas de la bahía una última vez 🙂

 

IMG_4635 copia

IMG_4636 copia

Reiniciamos el camino y en pocos minutos llegamos al aparcamiento de las cuevas. Nis va en busca del ranger del parque que nos hará la visita guiada aquí. No puedo deciros el precio de la entrada ya que nos iba incluida en el precio del tour…

 

IMG_4640 copia

El chico que nos asignan es la mar de majo y habla un inglés perfecto. Nis nos acompaña también. Caminamos unos minutos por un secarral hasta llegar a la entrada de la cueva, durante el trayecto el chico nos pregunta cómo le va al Barça, se ve que es un gran culé y le encanta que seamos de Barcelona ¡jeje!

IMG_4644 copia

Al principio no tenemos muy claro cómo será la ruta por la cueva, aquí solo vemos montones de piedras… seguimos caminando hasta una zona cubierta y al fondo, vemos una gruta en la montaña de menos altura que una persona de estatura media.

Cuando llegamos a la entrada de la cueva, nos da unos cascos para proteger nuestras cabezas y unas linternas. Nos avisa de que el suelo está húmedo en gran parte de la cueva y que vigilemos para no resbalar. También nos dice que en muchas zonas hay que andar a gachas. Y dicho esto, encendemos las linternas y pa’dentro.

IMG_4646 copia

Conforme nos adentramos en la cueva, notamos que la temperatura es cálida y hay mucha humedad… suerte que llevamos las linternas porqué en gran parte de la cueva apenas entra luz de fuera.  El guía nos enseña las distintas formaciones que hay en la cueva y nos señala con su linterna las más interesantes. Os enseño algunas:

IMG_4650 copia

IMG_4652 copia

IMG_4657 copia

se han encontrado algunos fósiles en la cueva, por lo visto el mar llegaba a aquí en tiempos pasados…

 

IMG_4663 copia

IMG_4667 copia

IMG_4662 copia

ésta nos dice que algunos comentan que les recuerda a una Virgen

Tenemos que recorrer una pequeña gruta por la que vamos en cuclillas y con cuidado de no darnos en la espalda ni en la cabeza con las rocas que sobresalen. Llegamos a una sala en la que entra un poco de luz. El guía nos explica que de aquí viene el nombre de la cueva de Batu Cermin o Rock Mirror, y es que la luz del sol entra a través de un pequeño agujero en la cueva, rebotando en las pareces de ésta y se reflejan en la piedra como un espejo. Hoy ese efecto no se aprecia demasiado porqué las paredes están más secas por el calor de fuera…

 

IMG_4668 copia

Aquí vemos unas formaciones muy bonitas, de piedra calcárea y azufre y algunos fósiles de coral.

IMG_4670 copia

IMG_4669 copia

IMG_4672 copia

Las formaciones de la última foto por lo visto son huecas por dentro y al golpearlas con los nudillos de la mano suenan como un si tocaras un xilófono. El guía es la mar de majo y nos hace un montón de fotos dentro de la cueva y junto a las formaciones más destacadas. Además nos cuenta muchas cosas de Labuan y sus alrededores y se interesa por cosas de nuestro país. Se pasa el rato volando y nos lo hacen muy ameno, tanto el guía de la cueva como Nis.

Tras unos 30-40 minutos dentro, salimos hacia fuera. Es agradable salir y sentir el fresco, dentro de la cueva hay mucha humedad y hace más calor.

IMG_4678 copia

Nos tomamos unas últimas fotos, el tío nos echa un montón de fotos, dice que así tendremos dónde escoger para nuestro álbum ¡jaja! le encanta mi cámara y cuando le digo que la compré en Japón el año pasado alucina… y aún alucina más cuando ve el “made in Japan” que solo llevan las cámaras fabricadas y vendidas en Japón (en el resto de modelos pone “made in China”) -esto os lo explicaré en los diarios de Japón- 😉

IMG_4671 copia

gran parte de la roca está recubierta de azufre…

IMG_4647 copia

Tras la última foto, volvemos hacia la entrada del parque dónde nos espera el conductor. El guía de aquí nos ha gustado mucho y le damos una propinilla de 20.000 rupias, ¡se las ha ganado!

Nos despedimos de él y subimos al coche. Aún faltan un par de horas para la salida de nuestro vuelo, así que Nis nos propone ir a una cafetería que conoce que está bien justo delante del aeropuerto, nos parece bien y allá vamos.

Entramos en el Exotic Komodo a tomar algo, un café con hielo cada uno por 51.000 rupias. Charlamos de todo un poco con Nis… es un chico con mucha curiosidad por conocer nuestra cultura y no deja de preguntarnos cosas. Alucina cuando le explicamos que en España hay túneles que cruzan montañas, allí no hay ninguno y cuando ve una foto que le enseña mi marido de internet pone unos ojos como platos. Y aún alucina más cuando ve una foto de un top less en Ibiza ¡jaja! Nos cuenta que en Indonesia no se puede ver pornografía, es delito… ¡ay madre que lo vamos a pervertir!

Sobre las 11,30h y ya un poco cansados del interrogatorio que nos hace Nis sobre España y Europa, le decimos que nos acerque al aeropuerto. El chaval es majísimo y muy atento, pero llevamos 3 días hablándole de cosas de aquí y no se cansa de preguntar 😛 Antes le damos una propinilla de 20.000 rupias, se ha portado genial con nosotros. Montamos en el coche de nuevo y nos acercan al aeropuerto. Nos despedimos de ellos y entramos a la terminal con nuestro equipaje.

Facturamos en menos de 10 minutos y pasamos el control de seguridad hacia la zona de embarque. Como viajamos con Garuda Airlines no tenemos que pagar las tasas aeroportuarias ya que van incluidas en el precio del vuelo. Éste será nuestro último vuelo interno en Indonesia -¡por fin!-. El vuelo llega puntual, sobre las 12,55h pasamos a la sala de embarque. De nuevo nos llama la atención que es una sala pequeña y las puertas dan directas a la pista. Algunos esperan en la calle fumando mientras llega el avión (hay como una terraza) y vemos a unos niños locales jugando junto a la pista de despegue/aterrizaje, ¡toma medidas de seguridad! Alucinamos en colores, aquí esto es totalmente impensable…

Como os conté el día que llegamos a Labuan Bajo, este avión hace de bus con alas ya que tiene dos paradas, y de camino a Bali, Labuan Bajo es la segunda parada. Así que cuando llega nuestro avión vemos cómo suben las maletas a la bodega y luego vamos nosotros, y como era de esperar ya hay bastante gente a bordo que viene de la primera parada (no recuerdo el nombre de la ciudad).

IMG_4470 copia

 

De nuevo es un avión de hélices y nos vuelve a tocar cerca de una de ellas, así que disfrutaremos de la experiencia de nuevo ¡jeje! Desde el avión nos despedimos del aeropuerto de Komodo y de sus dragones. Realmente nos ha gustado mucho esta zona, aunque si tuviera que volver quitaría las cascadas en pro de más snorkel 😉

IMG_4463 copia

Esta pista está un poco hecha polvo y el avión pega unos botes tremendos mientras recorre la pista cogiendo velocidad 😛 Pero el despegue ocurre sin incidencias y pronto nos encontramos en el aire disfrutando de las vistas de las diferentes islas indonesias mientras disfrutamos del almuerzo que nos sirven 🙂

IMG_4464 copia

la isla de Rinca vista desde el aire

IMG_4466 copia

Llegamos a Denpasar a las 14.20h. Hemos pasado tantas veces por este aeropuerto que ya es como estar en casa 😀 Vamos hacia la zona de recogida de equipajes, para ser un avión pequeño las maletas tardan ¡casi 30 minutos en salir! Ya nos temíamos lo peor… Pero nada, una vez equipaje en mano, buscamos un sitio dónde comer. Tenemos la costumbre que siempre que viajamos vamos al menos una vez a un Mc’Donalds y nos hacemos la foto de “Mc’Donalds por el mundo” pero nos llama mucho la atención que no hemos visto ¡ni un solo Mc en todo el viaje!  Así que nos conformamos con un Burger King que hay en el aeropuerto. Nos zampamos un par de menús por 125.000 rupias.

Tras llenar la tripa y avisar a los nuestros de que estamos de vuelta en Bali vamos a por un taxi. Tenemos reserva para dos noches en un hotel de Lovina, al norte de la isla. Ya sabíamos que son varias horas de taxi y que nos costará un dinero, pero era la única forma de poder disfrutar del norte… así que vamos al chiringuito de taxis oficiales que hay en el aerpuerto. Aunque hay un cartel dónde pone el precio fijo, el tipo de nuevo nos intenta cobrar de más. ¡Ja, hoy no pasará lo mismo que cuando fuimos a Ubud! Y ya me veis a mi regateándole a tope al tío… al final no consigo demasiado… solo bajar de 700.000 a 650.000 rupias, pero ¡algo es algo!

Cogemos el taxi a las 16h y hasta las 19,10h no llegamos a Lovina. ¡Qué tortura madre! Hubo momentos que nos medio mareamos y todo de las curvas tan heavys que había… sube y baja montañas continuamente… ¡¿Porqué esta gente no ha descubierto los túneles y los puentes aún?! Solo hay 91km de distancia pero en tiempo se hace interminable… A medio camino el taxista -que hablaba poco inglés y apenas nos dio conversación- nos dice que va a parar a comprar agua e ir al WC. Mi marido se queda en el coche pero yo necesito ir al baño pero resulta que el baño de esta tienda es infame y el hombre tiene el detalle de parar un poco más adelante en otro sitio que sabía que el baño estaría limpio para que vaya con más comodidad ¡qué mono oiga!

Al fin tras 3h de coche y ya noche cerrada, llegamos al hotel. Para nuestra estancia de dos noches en Lovina escogimos el hotel Villa Belindo. El taxista nos deja frente a una puerta metálica y nos dice que ésa es la dirección que le hemos dado… pero esto parece cualquier cosa menos un hotel… yo creo que nos ve la cara de miedo/incertidumbre y llama a la puerta… a los pocos minutos acude una mujer y nos confirma que estamos en el hotel que hemos reservado. Aunque le envié un email diciéndole que nuestro vuelo llegaba a primera hora de la tarde, se ve que no nos esperaba tan tarde. Pero bueno, la señora es muy amable y nos acompañada hasta nuestra casita dentro del hotel.

IMG_4473 copia

vista nocturna del hotel

 

Hay poca luz y de momento podemos ver poco del lugar pero tiene buena pinta… Nos lleva a nuestro apartamento y nos enseña dónde están las luces, el aire acondicionado, etc. Nos pregunta si hemos cenado y al decirle que no y que pensábamos hacerlo allí se le queda una cara de ¡Oh, oh! Se ve que tampoco contaba con ello y nos dice que intentará hacernos algo de cena pero que ella es la cocinera y no tiene carta ni menú. Le decimos que no se preocupe que nos gusta todo y seguro que estará riquísimo lo que nos prepare. Se le ve un cierto alivio tras decirle esto :p Nos dice que en 1h más o menos, nos servirá la cena.

 

IMG_4686 copia

La habitación es sencilla, cuenta con un baño privado y una gran cama pero se ve bien y muy limpio todo. Fuera tenemos una tumbona en una mini-terraza que da al jardín. Pero de momento nos echamos un poco en la cama, necesitamos estar estirados después de pasar prácticamente todo el día sentados entre avión y taxi…

A las 20h y pico, nos viene a buscar la dueña del hotel para decirnos que nos servirá la cena en pocos minutos en una terraza que hay en el jardín dónde hay par de mesas al fresco. Cuando vemos los platos empezamos a salivar… ¡menuda pinta! La mujer nos cuenta que las verduras del plato son de su huerto y que las cultiva su marido. ¡Está todo riquísimo! ¡Es lo mejor que hemos comido en todos estos días! Y bien acompañadito con un par de cervezas Bintang.

 

IMG_4478 copia

es un plato combinado de arroz, verduras, guiso de ternera y unas bolas de patata, todo riquísimo!

Cuando estamos terminando de cenar, viene la mujer con su marido que es belga. El hombre nos cuenta que su mujer le ha explicado que somos españoles y le ha hecho ilusión tener a unos europeos en el hotel 🙂 Les decimos que la cena estaba riquísima y nos preguntan si nos gustan las tortitas con banana para el desayuno de mañana… creo que nos van a alimentar bien estos dos días ¡¿eh?!

Tras un ratito de charla con ellos y descubrir que viven en el hotel, nos despedimos de ellos hasta mañana. Vamos hacia nuestra habitación y bajamos las persianas que hay en la terraza para tener un poco más de intimidad. Nos damos una buena ducha y a dormir, ¡hoy estamos agotados de tanto vaivén!

Anuncios

Publicado el 05/22/2015 en INDONESIA 2014 y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: