29/09/14: Hoy día de templos y palacios acuáticos y un bañito en una playa virgen en Bali

Día 14: Seguimos descubriendo Bali y cambiamos de hotel otra vez…

Nuevo día en Bali y último en el fantástico hotel de Ubud. Mañana cambiamos de nuevo de isla, así que esta noche dormiremos en Denpasar para estar más cerca del aeropuerto ya que nuestro vuelo sale muy temprano. Cuando contratamos el tour, fue algo que le comenté a Riasa y me dijo que no habría problema en hacer el tour de hoy con las maletas en el coche, así nos evitábamos volver a Ubud solo para recogerlas… Así que tras degustar el fantástico desayuno que ofrece el hotel y que nos va incluido en el precio, recogemos las maletas de la habitación y hacemos el check-out con mucho pesar, hemos estado de maravilla en este alojamiento 🙂

Dewa ya nos espera en el hall, cargamos las maletas en su coche y nos ponemos en marcha para seguir conociendo la isla de los dioses. Os dejo el recorrido de hoy en Google Maps:

ruta 3 bali

Como veis, hoy será un día de mucho coche… pero con visitas que nos gustaran mucho 🙂

El primer punto del día es la visita a otra aldea tradicional balinesa, la aldea Tenganan. Hasta la década de los 70 era conocida por ser una de las sociedades más aisladas de Bali pero a partir de esa fecha, el gobierno central los abrió al turismo, rompió con las reglas endogámicas que había en la localidad y abrieron las comunicaciones por carretera para acceder a ella, pero curiosamente aún no disponen de luz, agua corriente ni señal de móvil…

Pero lo primero es pasar por boxes, pagamos 2.000 rupias cada uno para poder acceder a unos WC “públicos”. Luego nos dirigimos a la entrada del pueblo dónde hay un local en una garita que te registra en un libro, anota tu nombre y tu nacionalidad y se paga un donativo de 15.000 rupias por los dos.

IMG_4439 copia

Sorprende adentrarse en este lugar. Tengo la sensación de estar en un pueblo español de los años 40-50 e imaginar a mis abuelos de jóvenes allí por cosas que me explicaban de sus tiempos mozos. Se lo comento a Dewa y éste se interesa por saber qué me contaban mis abuelos de esa época.

Él nos cuenta que en las aldeas tradicionales de Bali suele haber una estructura similar en todas ellas en las que se edifica siempre en torno al templo de la localidad. Las casas suelen tener la puerta abierta y tú puedes entrar cuando quieras y tienen unos edificios en común que son los graneros, el wantilan o pabellón para las actividades comunitarias y la torre vigía para alertar a los vecinos de cualquier cosa que ocurra (defunción, nacimientos, alarmas, inicio de las oraciones en el templo o reuniones…). Cómo veis hay una relación muy estrecha entre vecinos.

IMG_4451 copia

wantilan

IMG_4457 copia

uno de los graneros

IMG_4444 copia

aquí almacenan leña y cereales para todos

 

Me llama la atención ver una bomba para extraer agua en el centro del pueblo. Dewa nos cuenta que no hay agua corriente aquí y por tanto, deben extraerla de un pozo subterráneo. Por lo visto el gobierno balinés les ofreció llevarles agua, telefonía y luz pero los aldeanos lo rechazaron ya que prefieren seguir viviendo con sus tradiciones. Me pareció de lo más curioso…

IMG_4458 copia

Nos encontramos recorriendo las calles de la aldea cuando a lo lejos veo a un tipo que está haciendo pelear a dos gallos. Sin pensarlo, cojo la cámara, hago zoom y disparo sin que se dé cuenta :p Cuando nos acercamos al tipo en seguida separa a los gallos, pero cuando se fija en que llevo la cámara al cuello, me ofrece pagarle 10.000 rupias para que los gallos se peleen y poder fotografiarlos. Desisto su oferta y Dewa se parte porqué él si se dio cuenta de que hice la foto 😀

IMG_4453 copia

IMG_4440 copia

curiosa afición la suya de tener pollos de colores…

 

Tras la visita a la aldea, volvemos al coche y nos dirigimos al siguiente punto del día., el palacio acuático de Tirta Gangga que se encuentra en la zona de Candidasa. Pagamos 20.000 rupias por persona y nos adentramos en uno de los top ten de Bali. Tirta Gangga significa literalmente “agua del Ganges” así que ya os podéis imaginar la importancia que tiene este lugar para los hindúes de la isla.

El complejo fue construido en 1946 por el fallecido rajá Karangasem pero fue destruido casi en su totalidad por la erupción del cercano Monte Agung en 1963. Hoy en día se encuentra restaurado y continua mostrando la magnificencia real de los tiempos de los antiguos rajás balineses…

IMG_4501 copia

El lugar es realmente bonito y tiene pocos visitantes así que podemos disfrutarlo a nuestras anchas. Cuenta con varias piscinas, en algunas te puedes bañar y en otras puedes pasar de piedra en piedra al más puro estilo de Humor Amarillo y caminar sobre el estanque repleto de fantásticas estatuas de dioses hindúes.

IMG_4511 copia

IMG_4513 copia

Los estanques están llenos de carpas enormes que se acercan a ti a cambio de un trozo de pan de gamba ¡jaja! mi marido consigue tocar algunas a base de camelárselas con el pan ¡jaja!

 

IMG_4518 copia

IMG_4507 copia

Seguimos recorriendo el recinto de casi una hectárea y vemos las otras piscinas que forman el complejo del Tirta Gangga. El templo está muy bien cuidado, todo muy limpio (raro…) y al haber poca gente se disfruta aún más.

 

IMG_4522 copia

IMG_4523 copia

IMG_4529 copia

algunos dioses custodian el templo

IMG_4530 copia

IMG_4526 copia

Antes de irnos del lugar, hacemos parada en boxes ya que vemos que hay unos lavabos con un cartel que pone “WC free”. Y aquí nuevamente nos topamos con los piratillas indonesios… me encuentro esperando a que salga mi marido cuando llega un local y me dice que hay que pagar 2.000 rupias por persona por usar el WC, yo le señalo el cartel y le digo que ni hablar. En ese momento llega otra pareja y el tipo se va para ellos y les suelta el mismo discurso, el chico que igual no había visto el cartel a pesar de que yo se lo estaba diciendo, le paga con un billete de 10.000 rupias pero el chico se queda sin el cambio ya que el local se niega a dárselo, ¡pa’ flipar! En esas que sale mi marido del WC, le explico lo ocurrido y el local se acerca a él para pedirle el donativo ya que yo no se lo quise dar y mi marido ¡ni hablar! Se mosquea un montón con el tipo, le dice que si pone “gratis” es gratis y como intente timarlo como a los otros chicos llama a la policía. ¡Oye, mano de santo! ¡solo había que nombrar a la poli para que se alejara de nosotros! Dewa ve que tardamos en salir y se acerca a ver qué ocurre, se lo contamos y le dice al tipo que no nos moleste más que vamos con él… Nosotros nos libramos del timo por los pelos, pero la otra pareja perdieron 10.000 rupias por la jeta del tiparraco aquél… ¡sin comentarios!

En fin, tras el pequeño percance volvemos al coche y nos dirigimos al último punto de la visita de hoy pero a medio camino, Dewa para un momento el coche para que podamos ver una de las famosas playas de arena volcánica de la zona de Candidasa.

IMG_4462 copia

P1100363 copia

Sería complicado bañarse aquí sin unos buenos escarpines porque toda la playa es de piedra, pero las vistas son bonitas y podemos ver las cercanas islas de Nusa Penida, Nusa Lembongan y Nusa Ceningan.

IMG_4420 copia

Volvemos al coche y ahora si, vamos hacia el Taman Ujung Water Palace, conocido como el palacio real de verano de la época de la colonización holandesa de Bali. Aparcamos y nos dirigimos hacia la taquilla, pagamos 10.000 rupias por persona y para dentro.

IMG_4466 copia

IMG_4472 copia

Por lo visto también fue en gran parte destruido con la erupción del Agung de 1963 y por un terremoto en 1975, pero hoy en día se encuentra totalmente restaurado.

Vamos rodeando la piscina principal por un pasillo rodeado de palmeras con bananas, flores de loto y hasta hay un cercado con ciervos a los que Dewa les da unas flores para comer y tendrías que ver ¡cómo se tiraban a por ellas!

IMG_4473 copia

IMG_4475 copia

IMG_4469 copia

IMG_4478 copia

Dewa nos va explicando la historia del lugar mientras nos acercamos al puente que cruza ambas piscinas y que lleva al interior del palacio. Fue inaugurado en 1921 por el rey de Karangasem (último rey balinés y arquitecto de su propio palacio) era usado como lugar de descanso y para recibir a los visitantes extranjeros importantes del rajá. El edificio principal se conoce como el Bale Gili y está rodeado por dos grandes piscinas y unos grandes jardines.

IMG_4479 copia

IMG_4480 copia

IMG_4483 copia

Nos cuenta que se cree que la piscina trasera del palacio se usaba para destruir la magia negra que hacía la hermana del rey, curioso… Entramos al Palacio y para nosotros es una maravilla, ya no solo porqué el lugar merece la pena ser visitado si no porqué hace un calor terrible fuera, debemos rondar los 40º y en el palacio ¡se está realmente fresco!

Recorremos las distintas estancias que conforman el palacio, el salón, la sala de recepción, la sala de lectura, algunas habitaciones… y vemos que desde la habitación de los reyes había unas vistas fantásticas a las piscinas y jardines. Así se entiende porqué les gustaba el lugar para relajarse 🙂

IMG_4487 copia

IMG_4490 copia

Con mucho pesar salimos del edificio y nos dirigimos a visitar los jardines del Palacio. ¡Vaya chicharra cae hoy! Lo malo de visitar este lugar a mediodía es que hay pocas sombras, así que se hace durillo recorrer el complejo.

IMG_4493 copia

Dewa nos anima a subir la escalinata que hay al fondo del jardín. Nos dice que las vistas desde allá arriba merecen mucho la pena el esfuerzo de subir a pleno sol. Me armo de valor y allá voy, mi marido se lo repiensa más pero al final accede a subir conmigo.

IMG_4496 copia

La escalera es muy muy empinada y los escalones son algo más altos de lo normal pero esperanzados por Dewa seguimos subiendo hasta llegar arriba y realmente merece la pena el esfuerzo. Hay unas vistas geniales de todo el Palacio y sus jardines, y ver que a un lado tienes el monte Agung (hoy si se deja ver) y al otro el océano hace que seas totalmente consciente de las diferencias tan bruscas en la orografía de la isla, ¡una combinación de costa y montaña en pocos kilómetros! ¡Y unas fantásticas vistas!

IMG_4497 copia

IMG_4499 copia

Bajamos y nos reunimos de nuevo con Dewa. Finalizada la visita del lugar, volvemos al coche. Ayer por la tarde ya nos dijo que hoy lleváramos el bañador puesto porqué al finalizar la ruta del día, nos llevaría a una de las mejores playas de Bali, la Virgin Beach. Tras una media hora de trayecto, Dewa para junto a un tipo con una sombrilla y nos dice que hay que pagar 3.000 rupias cada uno para acceder a ella, pagamos y vemos que se mete literalmente por un camino de cabras con el coche… vaya, ni las cabras se atreverían a meterse por ahí. Nosotros flipamos en colores, hacemos verdaderos esfuerzos por no darnos cabezazos contra el techo del coche y las ventanillas laterales y nos encogemos con los golpes que sufren los bajos del coche con las rocas del camino. Tras unos minutos por ese infame camino, que a nosotros se nos hacen largos, llegamos a un aparcamiento. Dewa nos dice que podemos dejar todas las cosas aquí sin problema y con total seguridad ya que él se quedará en el coche mientras disfrutamos de la playa.

De camino le habíamos preguntado si podríamos comer en la zona y nos dijo que hay un warung a pie de playa en el que se come bien y barato y con unas vistas geniales. Y así es… llegamos a una pequeña cala de arena blanca y con el agua de un azul turquesa intenso, con poca gente y que parece tranquila. Comemos en un warung a pie de playa, pero tan al pie que el suelo del restaurante es la arena de la playa 🙂 unos mie goreng con un refresco la mar de ricos (pero nuevamente muy picantes) por 95.000 rupias los dos.

Tras la comida, bajamos a la zona de la playa. Alquilamos unas tumbonas por 10.000 rupias cada uno por 2h tras regatearle un buen rato al tipo y nos tumbamos a disfrutar de las vistas. Lo siento, no tengo fotos del sitio porqué dejamos las cámaras y los móviles en el coche… pero os subo una sacada del blog de Viajeros Callejeros para que la veáis:

 

 

¿Lo malo…? Que no nos pudimos bañar ya que había unas olas de más de 3 metros y unas corrientes tremendas… nos metimos solo hasta la cadera porque no era seguro meterse más. ¿Lo otro malo? Que en la playa había poca gente pero estaba plagada de excuse me. Si, están por todas partes, ¡son omnipresentes! “Excuse me sarong”, “excuse me massage” ,”excuse me drink”, excuse me… lo que quieras, es un continuo. Mi marido aún no sé cómo, consiguió desconectar y se durmió un ratito, yo pasé aquellas dos horas disfrutando de las vistas y pensando en cómo se estaba sucediendo este viaje mientras espantaba a todos los excuse me que se acercaban…

Sobre las 16h y como habíamos acordado con Dewa, recogemos las toallas y volvemos al coche dónde nos espera él. Como pactamos al contratar el tour nos acercará hasta el hotel dónde dormimos hoy en Denpasar.

Lo que para cualquier lugar del mundo sería un trayecto de apenas una hora por la corta distancia que hay, aquí se convirtió en una locura de casi 3h para llegar al hotel que se encontraba a las afueras de Denpasar. ¡Menudo atasco! ¡Ni las Rondas de Barcelona ni Manhattan en hora punta, aquello si era tráfico!

IMG_4422 copia

A Dewa le decíamos que no sabíamos cómo podía soportar eso todos los días… lo que se suponía que era un carril para cada sentido, como veis en la foto anterior, eran 3 o 4 filas de coches y motos que se cruzaban de cualquier manera y con una banda sonora de bocinazos de todo tipo… ¡Uff! Al fin, sobre las 19h llegamos al hotel escogido para esta noche, el B Hotel Bali & Spa que nos sale por unos 26€ al cambio la noche en habitación doble con baño privado. Es un hotel de paso ya que mañana salimos temprano hacia Labuan Bajo y queremos estar cerca del aeropuerto. Aquí nos despedimos de Dewa hasta el 3 de octubre que volveremos a hacer tour con él.

Hacemos el check-in y subimos a la habitación. Hay unas bonitas vistas de una piscina con muy buena pinta pero ya han cerrado… La habitación es sencilla y no muy grande pero para una noche tenemos más que suficiente.

IMG_4425 copia

Estamos agotados con tanto coche hoy y no hemos visto nada interesante en las cercanías del hotel, así que decidimos cenar en el restaurante del mismo y listos. Yo no me atrevo a tomar nada, la comida del warung me ha sentado fatal y tengo un dolor de abdomen brutal… pero veo en la carta que tienen Fish&Chips y pienso “eso no llevará picante…”, así que nos lo pedimos los dos, con un refresco y una agua embotellada más postre por 220.000 rupias los dos.

Tras la cena, volvemos a la habitación e intentamos no remover demasiado las maletas, ducha y a dormir prontito que mañana nos espera toda una aventura,otro de los top ten del viaje… ¡conocer a los Dragones de Komodo!

Anuncios

Publicado el 04/15/2015 en INDONESIA 2014 y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: